13.4.10

Legalización

Tras un sosegado, pero interesante debate, suscitado en esta página acerca de la legalización o no de las drogas me veo en la obligación moral de posicionarme. Para sorpresa de muchos -incluso de mí mismo hasta hace algún tiempo- hoy me declaro a favor de la legalización de las drogas, de cualquier tipo, y ello por las siguientes razones:

1. Porque el Estado de Derecho tiene la obligación de regular cada aspecto de la vida de los ciudadanos cuya seguridad, estabilidad y bienestar tiene obligación de garantizar. Máxime cuando ese aspecto está relacionado con la sanidad y la salud de los españoles.

2. Porque los problemas no se solucionan mirando para otro lado u oponiéndose a su existencia como posición personal o política. Siguen existiendo al margen y por encima de lo que pensemos, deseemos o creamos. Como la prostitución, las armas y el alcohol, HAY QUE REGULAR LA VENTA Y EL CONSUMO DE DROGAS.

3. Porque buena parte de los problemas más graves que aquejan este planeta tienen su fuente en el tráfico y el consumo de drogas. Mafias que asesinan y delinquen en todos los ámbitos para imponer su monopolio. Terrorismo financiado con sus potentes arcas financieras. Guerra provocadas y subvencionadas por y para el tráfico de drogas en grandes regiones de la tierra. Ejércitos al servicio de tales mafias y financiados por las mismas. Pequeños delincuentes que trafican, y adulteran la droga, y la venden y/o la consumen provocando más delincuencia, más drogadictos, más sobredosis y más muertes. La mayoría de las sobredosis no lo son realmente, son fruto de la adulteración de las drogas.

4. El Estado como tal, ni el gobierno de turno, no puede ni debe permitir que existan monopolios y/o terribles guerras por obtenerlo (incluído el terrorismo etarra) sin que intervenga, supervise, controle, asegure y dirija su funcionamiento. Desde el momento que la Sanidad es un servicio público y las drogas influyen de forma directísima en la sanidad, el tráfico y consumo de drogas se convierte en un asunto de Estado y, en mi opinión, PUEDE Y DEBE SER NACIONALIZADO.

El argumento de que al estar legalizadas -esto es, reguladas- se facilitaría el acceso a ellas y mayor población las probaría y se engancharía a ellas es infundado y superficial. No conozco ningún grupo humano, de cualquier edad que, deseándolo, no encuentre la droga buscada y que encontrándola no la consuma por el mero hecho de su ilegalidad. Esto no existe.

Lo mismo se pensó del alcohol y del tabaco en un principio y la realidad demuestra que bebe quien quiere y cuando quiere y fuma quien quiere y quien no, no. Muchas personas, entre las que me cuento, han dejado, hemos, de fumar muchas veces. Y otras no han fumado nunca. Las campañas antidroga, antitabaco, como contra el alcohol o contra la velocidad en las carreteras deben continuar informando y concienciando, pero no por ello se ha de penalizar, que no suprimir, la fuente del problema porque ello afectaría a una cuestión de base: el derecho a la LIBERTAD.

Se me ocurren varias alternativas para controlar el tráfico y el consumo de drogas. Aquí lanzo una de ellas, a estudiar, perfeccionar y debatir:

a) Legalizarlas plenamente, es decir, DESPENALIZAR SU CONSUMO Y DOTAR A LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS de los medios necesarios para su venta y comercio. Quizá en las propias farmacias, en el horario de las mismas, con el correspondiente control de sanidad y pureza.

b) Exigir la mayoría de edad, y poner un límite a la adquisición, de manera que no se compre para revender, después de adulterarla. Para prevenir esto se puede requerir el carnet de identidad. Esto ya se hace para adquirir determinados medicamentos como benzodiazepinas o productos químicos susceptibles de ser mal utilizados -como el clorato potásico, base de la cloratita, potente explosivo-.

c) Imponer un precio caro para las drogas de diseño o de fiesta como producto de lujo que es para quien se lo quiera o se lo pueda permitir. Pero de una calidad extraordinaria, lo cual redunda en el consumo -reduciéndolo- y en los riesgos para la salud física. Se me aducirá que existen enfermos enganchados a las drogas, sin que ello represente fiesta de ningún tipo. Bien, para ellos se exigirá la receta.

d) Para el consumo, igual que en la actualidad para el tabaco o el alcohol. Se pueden habilitar lugares públicos para ello y, desde luego, los domicilios o lugares privados.

El tráfico de drogas es uno de los más potentes motores del mundo. Sufragan guerras, imponen terrorismos, inventan separatismos, fomentan asesinatos y delincuencia al más alto nivel, financian dictaduras, nombran y deponen gobiernos...

Eliminado éste, mediante su nacionalización y regulación, y depurado y controlado el consumo, nuestra sociedad, nuestro mundo, nuestro pueblo, habría ganado mucho. En seguridad, en sanidad, en estabilidad y EN LIBERTAD.

41 comentarios:

100%misantropo dijo...

Ricardo, has sido muy valiente en expresar tu opinión sobre esto ya que es un tema tabú del que nadie se atreve a hablar. Mucha gente piensa (pensamos) igual que tu pero nadie se atreve a decirlo. Supongo que por la mera razón de que enseguida te juzgarán de consumidor, si no de drogadicto o de cosa peor. También hay mucha gente que, pensando igual que tu, lo negará por completo y se pondrá en tu contra. También por miedo.

Estoy de acuerdo en todo lo que dices, además son propuestas totalmente reales y posibles de llevar a cabo.

También quería decirte que no nos debemos sorprender de nuestros cambios, sino enorgullecernos siempre y cuando comulguen con lo que de verdad sentimos. Nuestro pensamiento ha de evolucionar para poder responder y combatir los problemas de la sociedad. Se puede ser igual, o más firme como persona, que defendiendo una idea o un pensamiento que se quedó anclado por el paso de los años. Estancarse en una idea, es morir.

Y hay que encontrar la libertad.


Un abrazo

Anónimo dijo...

Ricardo: ¿Y esta "nacionalización" evitaría el cultivo ilegal y la venta ilegal de substancias estupefacientes-mercado negro-?

Creo que no.

Ricardo Sáenz de Ynestrillas dijo...

Pues claro que sí. La base de "el cultivo ilegal y la venta ilegal de substancias estupefacientes-mercado negro-" es precisamente su ilegalidad.

¿Tú comprarías algo de mala calidad, pésima, o ninguna, en el mercado negro, pudiendo tenerla extraordinaria con sólo cruzar la calle?

Es como pensar que los libros o los DVD,s originales se vienen abajo por el top-manta. Se iguala el precio y se elimina la competencia ya que se supera, infinitamente, la calidad, al mismo precio.

¿Comprarías garrafón al precio de un Jonny Walker? Tú mismo.

Anónimo dijo...

Lo que faltaba ya. ABSOLUTAMENTE NO.

Para terminar con las drogas: Dadme poder militar y político absoluto y terminaré con la droga en un mes

1º: 3º: Abrir muchos departamenos a lo largo y ancho de la geografía nacional para ayudar a los que quieran dejar la droga, opcionalmente y se les ayudará.

2º: Introducir en el mercado droga contaminada que produzca la muerte de quien la consume, asi nos libraremos de unos cuantos seres despreciables y además provocaremos el pánico y nadie se fiara de nadie, y muchos dejaran de consumir.

2º: Pena de muerte para quien posea cantidades de droga grandes.

AlfredoFernandez dijo...

Ricardo, ¿has consumido cocaina en alguna ocasión?

100%misantropo dijo...

A la maruja cotilla metomentodo de arriba: yo también tengo una cosa que preguntarte: ¿te acuestas con travelos?, ¿te metes el dedillo en el culo para que te de gustillo? Evidentemente a nadie con un poco de juicio y dignidad le importa. Lo que hacen los demás y sus vidas solo les importa a gente desgraciada con vidas miserables que necesitan meterse en la de los demás para sentirse mejor. Moralistas y jueces, que vienen a decir que se ha de ser de éste o cual modo. Lo que no se debe hacer, y lo que es malo y bueno para el hombre. Los que fijan su retrato en la pared y dicen que asi tiene que ser todo el mundo. Los que por cierto, son los que siempre han provocado las mas grandes aberraciones en el mundo. Yo SI he consumido en alguna ocasión. ¿Te vas a chivar al tribunal de la santa inquisición? ¿O me vas tú a condenar por ello? ¿O como eres tan bueno y tan bondadoso, prefieres concederme el perdón rezando 10 ave marias? ¿Por qué no te dedicaste a Juez... ¿o a Fiscal?
Quien más necesita criticar ciertas actitudes es quien más tiene que justificarse a sí mismo.

Y la proxima vez inventate un nombre mejor, anda, Alfredo...

Por cierto, igual la cocaína me la vendía tu madre. ¿También le has preguntado si consume?

Un_patriota dijo...

1) Normalización y legalización sólo de drogas "blandas" como hachís y marihuana, y sus derivados naturales.

2) Limitar su venta, posesión y consumo a mayores de 21 años, sólo en zonas no accesibles fácilmente para jóvenes y acompañado de información sanitaria sobre sus consecuencias.

3)Imponer un alto gravamen, y con todo ó buena parte de su recaudación, se financiarían fuertes campañas antidroga, tratamiento subvencionado a aquellos que quieran dejarlo etc..

4)Fuerte y constante persecución al resto de drogas que no sean las legalizadas a través de constantes redadas en lugares proclives y penas duras que sirvan como "amenaza" a muchos traficantes.

5)Personas extranjeras que incumplan la norma de forma mínimamente grave, se las expulsa previo pago de una alta multa ó trabajos forzados si es insolvente.

*Yo no pondría jamás la pena de muerte ó cadena perpetua para pequeños traficantes de droga, ya que hay mucha gente que acude a esto como último recurso por desesperación ya que el sistema actual no las da trabajo.

Ricardo Sáenz de Ynestrillas dijo...

Las grandes brutalidades no las causan los traficantes o consumidores de "drogas blandas". Lo que precisa de una regulación inmediata no es el tráfico de marihuana, ni sus vendedores tienen la capacidad para nombrar o deponer gobiernos, o inventar guerras...

Eso es un parche ultralight que no sirve para nada

El niño que gritó puta dijo...

Al anonimo 8:34 PM: ¿Pero tu eres rarito, o que? Si te dieran el poder político y militar absoluto y hicieras todo lo que dices te pegarían un tiro a los dos días. Y si no ya me encargaría yo de hacerlo.
Primero, dices cosas absolutamente inviables, sobre todo porque a ti no se te va a dar nada, anónimo, y menos si no sabes ni contar. (Después del 1 va el 2 y despúes el 3 y el 4.)
¿Fundarías un Estado en el pánico y el terror, en la desconfianza y en el odio?... ¿Y tú hablas de seres despreciables?

Con mucha facilidad hablas de quitar la vida. La pena de muerte no es la solución en este caso, dado tu tiranía e irracionalidad extrema.

Un saludo

Un_patriota dijo...

Ricardo, ¿entonces a lo mejor no estoy tan paranoico cuando pensaba que las élites sionistas están detrás de la invasión de Afganistán por su opio al igual que ocurre con el petróleo irakí?.. no se entendería entonces el incremento tan considerable de su cultivo año tras año desde la ocupación militar.
En teoría es un "descuido" yanki que no me trago.

Cierto es que la influencia de las drogas blandas no llegan al nivel de las otras en cuanto a conflictos, poderes y mafias.., pero en cierto modo ¿no crees que tendría efectos positivos como poner fin a la financiación de mafias de inmigración y similares chanchullos que alimentan la delincuencia y la economía sumergida aunque sea a un nivel menor?.

Legalizar las otras yo no me llego a fiar, pues aunque se conciencie y se informe, el ser humano tiene "ataques de irracionalidad" (también soy exfumador) y hay momentos en los que se cae por mucha información que se tenga y aún sin ser adicto.

¿no crees que si se habilitan lugares y demás se otorga cierta legitimidad, es decir, no por fácil acceso despenalizado como dices en el texto, sino porque en cierto modo se minimiza la imagen de sus efectos dañinos ó en resumidas cuentas se produciría una aceptación ó des-criminalización inconsciente de buena parte de la sociedad? Un abrazo.

Ricardo Sáenz de Ynestrillas dijo...

No tiene por qué. El tabaco es legal y cada vez más gente va abandonándolo con lo hiperadictivo que resulta. Yo he conocido personas ex heroinómanos que NO conseguían dejar de fumar...

También los conductores van cada vez más despacio (sin que eso reduzca el número de accidentes, por cierto).

Es determinante que la decisión de consumir o no cualquier sustancia sea fruto de la decisión de uno mismo, consecuencia de la sagrada libertad del individuo. Uno decide si salvarse o condenarse como, del mismo modo, si vivir o quitarse la vida. La libertad del hombre (y la mujer, claro) es intocable.

Cualquier ataque a la libertad implica la más deplorable de las represiones.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Ricardo, aprovechando hoy el aniversario de la segunda reública, quisiera que me comentaras esta fotografía que te parece, no busco para nada polemizar, pero la historia fue esa, por encima de las cabezas de los falangistas y al aire fresco de España, ondeba la bandera nacional, la bandera republicana

http://img594.imageshack.us/img594/9603/i3igidxopckszyddumc0.jpg

Gracias!

Anónimo dijo...

Pues enhorabuena, señor Ricardo, pues para salir de la crisis igual legalizan las drogas, introducen nuevos productos en el mercado.

Yo estoy totalmente en contra de esto, y la razon es simple, acabar con la droga es arrasar las plantaciones de colombia, Afganistan (los talibanes a punto estuvieron de destuir por completo esto hasta que llegaron los americanos y los opiaceos volvieron a salir al mundo como siempre) y el Rif, con el hachis del norte de Africa.

CUIDADO RICARDO, LEGALIZAR ES GANAR EN LIBERTAD PERO CAMBIARA LA PERCEPCION SOCIAL. Se vera como normal drogarse. Como lo es de fumar tabaco o beber alcohol. Es muy peligroso igualarlo moralmente.

Prohibición, prohibición y prohibición.

Ricardo Sáenz de Ynestrillas dijo...

Anónimo 3:16:

Sustituyo "mi foto" por la "tuya" coloreada, para mayor empaque. Gracias. Te respondo con unos textos del propio José Antonio, extraídos del discurso SOBRE LA REVOLUCIÓN ESPAÑOLA PRONUNCIADO EN EL CINE MADRID, DE MADRID, EL DIA 19 DE MAYO DE 1935:

"(...) La ocasión de nuestra aparición sobre España fue el 14 de abril de 1931.

El 14 de abril de 1931 –hay que reconocerlo, en verdad– no fue derribada la Monarquía española. La Monarquía española había sido el instrumento histórico de ejecución de uno de los más grandes sentidos universales. Había fundado y sostenido un Imperio, y lo había fundado y sostenido, cabalmente, por lo que constituía su fundamental virtud; por representar la unidad de mando. Sin la unidad de mando no se va a parte alguna. Pero la Monarquía dejó de ser unidad de mando hacía bastante tiempo(...) por eso el 14 de abril de 1931 aquel simulacro cayó de su sitio sin que entrase en lucha siquiera un piquete de alabarderos.

(...)Se abría por delante una clara esperanza para todo un pueblo; vosotros recordáis la alegría del 14 de abril, y seguramente muchos de vosotros tomasteis parte en aquella alegría. Como todas las alegrías populares, era imprecisa, no percibía su propia explicación; pero tenía debajo, como todos los movimientos populares, muy exactas y muy hondas precisiones. La alegría del 14 de abril, una vez más, era el reencuentro del pueblo español con la vieja nostalgia de su revolución pendiente. El pueblo español necesita su revolución y creyó que la había conseguido el 14 de abril de 1931; creyó que la había conseguido porque le pareció que esa fecha le prometía sus dos grandes cosas, largamente anheladas: primero, la devolución de un espíritu nacional colectivo; después, la implantación de una base material, humana, de convivencia entre los españoles.

(...)Los hombres del 14 de abril pareció que llegaban de vuelta al patriotismo y llegaban por el camino mejor: por el amargo camino de la crítica. Esta era su promesa de fecundidad; porque yo os digo que no hay patriotismo fecundo si no llega a través del camino de la crítica. Y os diré que el patriotismo nuestro también ha llegado por el camino de la crítica. A nosotros no nos emociona, ni poco ni mucho. esa patriotería zarzuelera que se regodea con las mediocridades, con las mezquindades presentes de España y con las interpretaciones gruesas del pasado. Nosotros amamos a España porque no nos gusta. Los que aman a su patria porque les gusta la aman con una voluntad de contacto, la aman física, sensualmente. Nosotros la amamos con una voluntad de perfección. Nosotros no amamos a esta ruina, a esta decadencia de nuestra España física de ahora. Nosotros amamos a la eterna e inconmovible metafísica de España.

(...) nosotros entendemos que la Monarquía española cumplió su ciclo, se quedó sin sustancia y se desprendió, como cáscara muerta, el 14 de abril de 1931. Nosotros hacemos constar su caída con toda la emoción que merece y tenemos sumo respeto para los partidos monárquicos que, creyéndola aún con capacidad de futuro, lanzan a las gentes a su reconquista; pero nosotros, aunque nos pese, aunque se alcen dentro de algunos reservas sentimentales o nostalgias respetables, no podemos lanzar el ímpetu fresco de la juventud que nos sigue para el recobro de una institución que reputamos gloriosamente fenecida."

Si lo quieres entero pincha sobre tu fotografía en el margen derecho, bajo las banderas republicanas. Un cordial saludo.

Ricardo Sáenz de Ynestrillas dijo...

Anónimo 4:29:

Frente a tu represión: ¡LIBERTAD!¡LIBERTAD!¡LIBERTAD!

Anónimo dijo...

Gracias por la respuesta y el comentario sobre la fotografía, Ricardo, son pequeños detalles muy muy importantes que no deben pasar desaprecibidos, me leeré tu respuesta detalladamente, y aprovecho para gritar aqui, aunque veo que has abierto un nuevo post, un ARRIBA ESPAÑA, unida, patriotica y republicana, aunque sea con la bandera de Lisa Simpson y el himno "tengo la camisa negra" de Juanes ;)

Un abrazo, desde Barcelona.

Ayla dijo...

Yo pienso que precisamente Legalizar es todo lo contrario a la Libertad. La Libertad - en teoría-, te hace dueño de tu vida y de tus actos y eso JAMAS se dará en nuestra sociedad. Si encima tienes que "colocarte" para sentirte libre o sentir la sensación de Libertad, por tomar o hacer lo que tu piensas que es libertad, pues yo discrepo, pues nada te encarcela y te ata más que una droga.

La palabra LIBERTAD es tan pura que jamás llegaremos a ese estado..., ni "colocados".

No me imagino comercios, con todo tipo de sustancias..., diciendo "Compra un espacio de Libertad", sino todo lo contrario..., "ven que te voy a llevar al infierno".

Estoy exagerando, ya lo sé, pero no quiero ver por las calles cadáveres humanos sin diseccionar como esa horrible foto que has puesto, pero con la muerte en sus rostros. NO QUIERO. Ni quiero guetos..., ni quiero aceptar a mi País (España) envuelta en humo de hachís.

Quiero un Gobierno firme y una sociedad concienciada. El alcohol, bueno tiene su punto, verdad? Pero cuantas cosas quizás hemos visto por su mal uso, estando tan LEGALIZADO.

Hoy por hoy no puedo aceptarlo. Es mi opinión, quizá algún día evolucione y cambie de opinión, pero sinceramente lo dudo. Y me encantaría.

Otra cosa, no creo que hoy día en pleno siglo XXI, nadie se atreva a considerar un tabú el tema de las drogas, consumas o no.

También está en tu conciencia si abortas o no, pero mientras está legalizado se convierte en un Derecho y esto, SI es una muerte segura. Dime, que estamos de acuerdo en esto.

Anónimo dijo...

Ricardo, he estado de acuerdo en el 95% de los textos que has escrito, y en un 100% en los ùltimos que has escrito, en especial en esos en que algunos se rasgaban las vestiduras.

Pero creo sinceramente que la legalización de las drogas es un error fatal. La legalización no hará sino que más gente pueda acceder a ella, a pesar de que se crea que ahora quien quiera pueda acceder a las drogas. Y dado que no existe el consumo responsable en esta materia, las consecuencias podrían ser tremendas. No sólo para los propios consumidores, sino para las personas que les rodean, por no hablar del incremento del gasto sanitario en este materia.

Lo que realmente necesitamos es una buena política antidroga en todos los aspectos, tanto desde la infancia como en las siguientes etapas de la vida. Y por supuesto, una lucha incesante contra todos aquellos que se benefician con la venta de la droga, desde el camello, hasta el gran traficante pasando por el policía que hace la vista gorda.

Un abrazo de alguien con el que compartiste hombro en AUN

Lisbeth dijo...

AYLA, eso de que uno tiene que colocarse para sentirse libre lo habrás sacado de alguna canción de Bob Marley porque desde luego aquí nadie ha dicho eso. Estamos hablando de libertad en cuanto que el individuo pueda hacer lo que quiera -siempre que no perjudique a los demás- sin que el Estado pueda decidir por él. A MI ME EDUCARON MIS PADRES Y NO EL ESTADO, y con esto quiero decir que la educación es propia de un padre y que el Estado no está para decirte lo que está bien o lo que está mal sino para regular las relaciones entre los individuos y la vida en comunidad. Las drogas ahora son un problema muy grave, ¿seguimos haciendo como si nada pasara?

Estoy de acuerdo en que una droga te encarcela, pero TU HAS SIDO LIBRE de tomarla o no. El tabaco y el alcohol también son drogas, son legales y yo no tomo ninguno de los dos. PORQUE YO LO DECIDO. Y puedo ver como hecho normal (en cuanto a cotidiano) que la gente beba y fume pero lo que no veo bien ni normal es que una persona dependa todo el día del tabaco y su voluntad quede quebrada por él. Como tampoco puedo ver normal que la gente para divertirse tenga que emborracharse cada fin de semana.

Me sorprende que digas que libertad es prohibición, sobre todo cuando ésta va acompañada de su amiga represión de la mano. Se han hecho muchas barbaridades en el mundo en nombre del bien de todos. En este caso, la barbaridad es seguir cerrando los ojos ante el problema que está matando a tanta gente cada día.

Dices que cada uno es dueño de su vida y de sus actos, pero que en esta sociedad no es posible. Y yo digo que cada uno es dueño de sí mismo SEA CUAL SEA LA SOCIEDAD EN LA QUE ESTÉ. Puede que en una sociedad no haya libertad, como es ésta, pero uno siempre podrá ser dueño de si mismo esté donde esté. A pesar de la prohibición y de la represión.

Y no es por nada, pero ya se ven por las calles cadáveres humanos con la muerte en sus rostros. YA EXISTEN GUETOS de los que hablas ¿O no los ves porque miras hacia otro lado? Son seres marginados que nadie hace nada por ellos. ¿Crees que si el Estado regulara todo lo que hemos dicho seguiría pasando de la misma manera como pasa hoy?
¿Y dices que no es un tema tabú el decir que estás a favor de la legalización de las drogas, pero frente a argumentos sólidos se impone siempre la cerrazón?
Y drogarse no es comparable con abortar. Cuando abortas estás matando a otro ser y drogandote no haces daño a nadie a parte de a ti mismo. Y antes de que una mujer aborte a escondidas en su casa y en malas condiciones que provocarían su muerte, como pasaba antes, es necesario que, en el caso de que una mujer necesite abortar, exista el derecho a poder abortar en buenas condiciones, sin que peligre la vida de nadie. Y NO estoy justificando el aborto. ¿Pero prefieres que en lugar de uno, mueran dos? Por favor, no seamos trogloditas.

victor velazquez dijo...

Y no solo eso, legalizarlas y además,mientras no gobernemos nosotros, venderlas ( a los mayores de edad ya consumidores) es legítimo y si se desestabiliza el sistema actual mejor.

Anónimo dijo...

Lisbeth, me parece muy respetable tu opinión y la de cualquiera, tanto como la mía propia y JAMAS defenderé la legalización de la droga máxime en esta sociedad. Si mirase hacia otro lado , posiblementeo no vería las cosas que veo, que vemos todos, pero me encanta observar.

Si existe la corrupción y las mafias, ya lo dice Ricardo es por política e intereses puros. Lo fácil..., legalizar..., lo difícil combatir y erradicar y yo me inclino por esta idea romántica quizá y nada fácil y seguramente imposible.

Las drogas en la calle al alcance de cualquiera son un peligro potencial, máxime con las campañas actuales del gobierno. Una educación cada día más falta de valores y decadente, en donde el sexo toma un protagonismo irracional y donde te mentalizan a que abortar (matar al ser más indefenso), es un Derecho natural, disfrazándotelo de argumentos fáciles y convincentes. Pero NO te hablan de la persona que se está formando en tu vientre, ni las ayudas que pueden ofrecerte ni de una apuesta por la vida. No, van a lo fácil una vez más.

La educación se dá en casa principalmente, pero que hacemos con esos niños desarraigados (muchos por los problemas de sus padres con las drogas), los dejamos en manos de ellos?. A ver si un día comprenden que lo que verdaderamente les va a dar la felicidad es su propia conciencia...

Pues para eso y muchas más cosas tendremos que tener un Estado que responda, una Patria que nos proteja, una España que luche por TODOS, y no se deje deslumbrar por la facilidad de hacer bueno lo malo,con el pretexto o la seguridad de acabar con ese submundo.

NO ME LO CREO.

Sinceramente..., NO ME LO CREO.

Anónimo dijo...

Pues para mí, con un buen ataque de la policía, penas más largas y sun fin. Se puede lograr que baje mucho éste tema. También puestos a ellos, legalizamos la prostitución, el mercado de armas lo ampliamos y un sin fin.

Ayla dijo...

El Anónimo 6:39 soy yo. Perdón.

Thornton dijo...

Debo darte la razón, Ricardo, en lo que planteas en esta entrada.
Siempre he defendido la legalización de las drogas. Legalización que, por supuesto, debería llevar aparejado un control exhaustivo de este mercado y una ejemplar dureza punitiva con la venta de sustancias adulteradas o particularmente perniciosas por su elaboración.
En cuanto a la nacionalización, si bien, de buenas a primeras, es una idea que no me hace muy feliz, no puedo por menos que aceptar que, tratándose de un tema tan delicado, la intervención del Estado sería fundamental en la regulación del mismo.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Pues acaba Vd. de perder muchos puntos para mi.
Jenofonte

Disidente dijo...

Ricardo, antaño te consideré un hombre de honor, un digno hijo de aquel Comandante Ynestrillas que perdió su vida a manos de la ETA, un patriota que nos uniría a todos los nacional sindicalistas para acabar con este estado actual, pero lejos de eso nos has traicionado, abrazas la bandera republicana, bajo la cual murieron miles de nacional-sindicalistas, nacional-sindicalistas de verdad, de los que estuvieron junto a Jose Antonio desde el primer momento, de los que lucharon por la España que amaban; no de los que se afiliaron a última hora de la guerra para traicionar todos los valores por los que otros murieron.
Pones canciones de grupos como Ska p, abiertamente terroristas.
hablas de libertad, la misma libertad que permitió a unos marxistas acabar con un hombre de honor como fue TÚ padre.

Comandante Ynestrillas, ¡Presente!
Arriba España

Ricardo Sáenz de Ynestrillas dijo...

Disidente:

¿Crees que puedes utilizar el nombre de mi padre para escupir tu veneno y tu basura sobre mi...?

¡Eres un hijo de puta!

G.P dijo...

DISIDENTE: LIBERTAD LIBERTAD LIBERTAD para pensar, para expresarse, para evolucionar, para romper las cadenas del subyugo de las etiquetas en el que estás ahogado TU y tus amigos reprimidos y represores. RICARDO ES UN HOMBRE DE HONOR, IGUAL QUE SU PADRE Y TU NO ERES NADIE PARA DECIR LO CONTRARIO. Qué sabras tú de valores, de hablar en nombre de un padre a su hijo...como va a seguir Ricardo luchando por gente como vosotros, ratas de cloaca.

Ricardo Sáenz de Ynestrillas dijo...

Disidente:

Estás baneado. Sigues insistiendo, amparado en tu anonimato. Sigues siendo un eunuco hijo de puta...

Ricardo Sáenz de Ynestrillas dijo...

Jenofonte:

¿Te crees que esto es un programa de tele-basura donde trato de agradar a los demás y apuntarme tantos...?

Me importan un bledo "los puntos" que gane o pierda para ti. Yo opino libremente, dado que nadie me regala nada ni aspiro a ello.

Guárdate tus puntos donde te quepan...

Anónimo dijo...

¡Joder Ynestrillas!...¡todo un descubrimiento!. Ya estoy casi convencido sobre tu honestidad y librepensamiento. Es muy dificil ir de la mano (en el caso de que se quisiera) con los "antecedentes" que uno y otro podemos tener (¡tan distintos!). Pero una cosa quiero decir: prefiero enemigos con honor, dignidad, honestidad y cordura como tú (mil veces mil), que compañeros de camino que son todo lo contrario.

Anónimo dijo...

Ricardo:
¿Estamos aburridos o qué?

Para agitar con tonterías ya están los piojosos...

El tema es bien facil:
Los miembros de seguridad del estado y el propio estado forman parte de un sistema corrupto que se benefician de las drogas; económicamente y socialmente.

Económicamente porque la permisibidad de grandes movimientos se consigue pagando (a poco que salgamos a la calle, garitos, conozcamos gente, curro... sabemos de que va el tema, si lo sabes tú, imagínate gente que se dedica el día a investigarlo...).

Socialmente porque una masa aborregada no piensa, no estudia, no se prepara y por lo tanto no lucha (lucha=conocer la tecnología social, técnica, legislativa y económica).

Despues nos vamos codeando con gente de lo menos drogadicta posible en eventos pseudofiestivos...


Porque halla drogadictos no debe ser normal que la gente la consuma.
Porque halla maricones no debe ser normal que la gente sea homosexual.

Se debería perseguir a todo el mundillo que se dedica a proporcionarla; y de verdad...

Menudos años de esquizofrénicos nos esperan...



Por una españa blanca, unida, de industria, bienestar, esperanza y elegancia; por un pueblo español preparado para tenerla así.

...adiós. Levanta la cabeza.

Ricardo Sáenz de Ynestrillas dijo...

Jenofonte:

Estás baneado por imbécil, por irrespetuososo y por cobarde castrado. Yo soy quien te pone en tu sitio, en este blog: en la basura.

Domino dijo...

Pues vaya Ricardo, yo pensaba que habias cambiado y eras otra persona, pero sigues siendo el mismo que antes de entrar en la carcel.

Ricardo Sáenz de Ynestrillas dijo...

Domino:

No sé en qué te basas ni a qué te refieres cuando afirmas eso ¿...? En todo caso la postura de este artículo es en mí absolutamente novedosa. Y en casi todo el mundo, pero no se atreve a decirlo para que personas como tú no lo señalen con el dedo.

Domino dijo...

Hola Ricardo, lo que digo es que me parece muy partidario el artículo, viniendo de tí, ya que has tenido un pasado ligado a las drogas.
En parte tienes razón, que legalizarlas estaría bien por un lado, pero sin una correcta formación de las personas se puede convertir en Sodoma y Gomorra.

Ricardo Sáenz de Ynestrillas dijo...

Domino:

No juzgues y no serás juzgado. Mi pasado es cosa mía, y ni tiene relación con lo que tú mencionas ni le importa una higa a nadie.

En todo caso resulta una deducción de manifiesta simpleza tratar de ligar una posición política con la vida privada de quien la sostiene. Máxime si dicha postura está extensamente razonada y pormenorizadamente argumentada.

Por último, en el supuesto de que, lo que fuera, se convirtiera en "Sodoma y Gomorra" ¿crees que alguien tiene facultad para impedirlo, reprimirlo, prohibirlo?

En Sodoma y Gomorra se "pecaba" contra el cielo y contra Dios. El Estado no existe para imponerte ni religión ni moral alguna. Eso entra en la órbita, intocable, de lo intimo y lo personal. En ello reside la LIBERTAD.

Domino dijo...

Si te apoyo, en lo que dices, tan solo he dicho que podría llegar a pensarse que estas siendo parcial.
¿crees que alguien tiene facultad para impedirlo, reprimirlo, prohibirlo?
No nadie, pues por eso es necesario que la gente sepa que es la droga y a que se expone cuando las consume.
Estoy de acuerdo contigo en tu última frase sobre la libertad.

Ricardo Sáenz de Ynestrillas dijo...

Vale, Domino. Si te fijas en el articulo digo: "Las campañas antidroga, antitabaco, como contra el alcohol o contra la velocidad en las carreteras deben continuar informando y concienciando, pero no por ello se ha de penalizar, que no suprimir, la fuente del problema porque ello afectaría a una cuestión de base: el derecho a la LIBERTAD."

Un saludo.

Domino dijo...

Ok, Ricardo.

Anónimo dijo...

Pues yo me declaro en contra y te voy a decir por qué. Una persona con vinculos con altas esferas dijo que la introduccion masiva de droga a principios de los 80 era para hacer desaparecer o minar el espiritu de lucha de los jovenes españoles de finales de los 70, 80.

acabar con las pandillas del jaro, el tetilla, el vaquilla, etc y en todo en el estado, sobre todo en el pais vasco para minar a los jovenes vascos y no anduviesen liandola por ahi.

si tu te drogas, los del poder ganan.