18.4.08

Chaconeando con la ley de paridad

Catalanista -no catalana, sino partidaria del separatismo catalán-; pacifista -no pacífica, sino partidaria del hippysmo antimilitarista; preñada de 7 meses -no sólo mujer, aunque esto bastaría también para rechazar su nombramiento al mando de los tres Ejércitos-; Ignorante -no sólo profana- de cuanto implica el arte de la guerra y el espíritu militar.
Carmen Chacón es hija de la ley de paridad. Esa parida de ley que insulta a las mujeres y debería ofenderlas toda vez que, lejos de tener en cuenta sus capacidades, sus méritos, sus cualificaciones, sus conocimientos, sólo tiene en consideración el sexo que se ubica entre sus piernas y, en este caso, el bombo sietemesino que delata su esencial función vital.
Siempre he sido de la opinión de que las personas -hombres o mujeres- deben ocupar responsabilidades y funciones de acuerdo a los principios de mérito y capacidad. Quien los posea debe poder acceder a cualquier función, sea hombre o mujer, pero del mismo modo que nadie da un puesto a un hombre por el mero hecho de serlo -todos lo considerarían una idiotez- nadie debería acceder a ninguna responsabilidad -y menos de gobierno- por el mero hecho de naber nacido hembra.
El caso de la Chacón supone el último embate para la pública e internacional humillación al Ejército español. ¿Puese ponerse esta mujer avanzadamente preñada a dirigir soldados que luchan y mueren, hoy día, en diversos escenarios internacionales donde, por cierto, España no pinta nada? ¿Qué empatía puede sentir una burguesita bien antimilitarista y antiespañola con quienes se disponen cada mañana a entregar sus vidas por España en el campo de batalla?
Para ELLA, "nunca como ahora las fuerzas armadas han estado mejor preparadas para garantizar la soberanía y la independencia de España" ¿No es suficiente demostración de que no tiene ni puñetera idea de cómo está el Ejercito español y de su nula operatividad a nivel internacional?
Tan competente y preparado está nuestro Ejército - y sépase que me duele el alma sólo de pensarlo- que tiene más vacantes que nunca a lo largo de su Historia y que está formado en un elevadísimo porcentaje de inmigrantes cuyas Patrias no son precisamente la española. Personal con agallas pero sin el menor atisbo de cualificación técnica, me comentaba un buen amigo militar profesional de Operaciones Especiales.
En Buenos Aires (Argentina) existe una mítica discoteca cuya especialidad es el baile de salón argentino llamado tango: Taconeando es su nombre. Así viene la Chacón, de su salón al patio de armas cuartelero "¿o sea, no?"... Chaconeando.