26.6.07

¿Sindicato del crimen?

Hace un par de días otro de los conspicuos articulistas de ese medio sectario y agresivo hasta la infamia autollamado "El Plural", Rafael Fernando Navarro, se despachaba agusto en defensa, cómo no, del PSOE y su presidente diabólico y hacía -cómo no de nuevo- un solo saco donde introducía a todo aquél que discrepa de la forma de hacer las cosas -mejor diría deshacer- del actual presidente del gobierno.


En este saco y bajo el nombre de un artículo que titulaba "El sindicato del crimen" decía lo siguiente:


"Uno tiene la percepción de que la maquinaria ha vuelto a funcionar. Desde el empecinamiento de cargar sobre las espaldas del ejecutivo la masacre del 11-M hasta la posibilidad de que el PSOE gobierne en Navarra con la ayuda de Nafarroa, todo un despliegue táctico para derrotar a un presidente legítimamente surgido de las urnas. Un conjunto de fuerzas opositoras, desde la ultraderecha hasta la jerarquía de una Iglesia anclada en la más pura nostalgia franquista, pasando por un Aznar despechado con el desamor de España, un Rajoy-Acebes-Zaplana-marionetas-de-la-COPE, ese recalificador de penas que es Alcaraz y los foros de los Buesas, las Rosasdíez, los Savater envueltos en la enseña patria de Ynestrillas hasta los Pujaltes, Roucos y Cañizares, empujando todos a una para derrotar un Gobierno vigente por la gracia de los votos del pueblo."


Y no sabe el honor que me hace este personaje del anti-plural al escogerme como el baluarte de la enseña patria. Es verdad que la patria que yo concibo probablemente nada tiene que ver -o muy poco- con esa nacion constitucionalista que defienden Aznar, Rajoy, Acebes, Zaplana, Buesa, Rosa Díez y Savater. Mas es verdad también que nada tiene que ver con la que defienden los dirigentes del PSOE o la de todo el sistema liberal en su conjunto.


Mi España no acepta el liberalismo, ni la partitocracia como prostitución de la democracia; ni a la monarquía parlamentaria, hereditaria y extranjera; ni acepta la Constitución desvertebradora de la nación a la que reputa -sólo formalmente- como unidad indisoluble.


Sin embargo, sí coincido en ciertas inquietudes sustanciales que, sobre todo Cañizares, ha puesto de manifiesto últimamente referentes a la disolución de la unidad nacional y el enfrentamiento de unas regiones contra otras tendentes a su independencia.


Sindicato del crimen es el que utiliza mercenarios arrabaleros para perpetrar asesinatos, chapuceros y errados, en nombre de una lucha frente a ETA que el PSOE no se atrevió a afrontar explícitamente, con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, reconociéndola ante la ciudadanía.


Sindicato del Crimen es es que auspicia y protege a los autores de la masacre del 11-M para acceder a un poder que de otra forma le estaba vedado.


Sindicato del crimen es el que en nombre de España, su unidad, soberanía e independencia, enarbola los estandartes de la patria para -COMO HIZO AZNAR Y SU GOBIERNO- negociar con los mismos asesinos etarras con los que ahora negocia ZP y su PSOE.


Sndicato del crimen es utilizar a los muertos -los que propicia ETA con la colaboración del PSOE o los que utiliza a un grupito de moros desarrapados con la infraetructura de ETA, y por ende el PSOE- para alcanzar un gobierno en unas elecciones viciadas por la descomunal tragedia que provocó el Holocausto del 11-M y que -cometiendo otro crimen- Aznar y su prepotencia no anuló y pospuso obteniendo una derrota que no asume y ondeando ahora la bandera nacional que no se atrevió a enarbolar bajo sus gobiernos.


Sindicato del crimen es, en suma, el que articulan todos los partidos del arco parlamentario, PP, PSOE, IU y los acólitos de ETA fundamentalmente.


Mi bandera, que SÍ REPRESENTA A ESPAÑA, NO ES LA BANDERA DE LOS TREPAS DEL SISTEMA, de izquierdas o de derechas, extremas o no. MI BANDERA PORTA UN ÁGUILA DE SAN JUAN EN SU CENTRO COMO SÍMBOLO DE LA UNIDAD DE ESPAÑA QUE, TRAS OCHO SIGLOS DE RECONQUISTA, LOS REYES CATÓLICOS RECUPERARON PARA LOS ESPAÑOLES.


Otra cosa es que el nuestro sea un país de desmemoriados, cobardes, borregos y traidores.

Réquiem por el Ejército Español

Ayer cayeron, en el campo de batalla, seis soldados españoles destacados en el Líbano. Vayan mis palabras, todo mi apoyo y mi comprensión para estos últimos caídos, si no por España, sí por el gobierno que fraudulentamente les envió allí.
Y les envió allí a hacer de oenegé o señoritas de la Cruz Roja, contra todo pronóstico y contra toda promesa, sin advertirles de que a los habitantes de esa zona no les gustaba la presencia de cascos azules, ni rojos, ni verdes, sino sólo los del color del Ejército libanés y del que portan sus guerrilas y facciones enfrentadas. No son los primeros que han de venir en bolsas de plástico.
Desde esta página no me cansaré de repetir que nuestro Ejército, señores, nuestro Ejército debe salvaguardar los supremos intereses de la Patria, dentro o fuera de ella, pero sus propios intereses y no otros. Ni en Afganistán, ni en Kosovo, ni en el Líbano se defienden más intereses que los dictados por ese organismo absurdo, superfluo, corrupto que se llama ONU y que obedece a sus amos sionistas, en Israel o en Yankilandia.
Los actorzuelos españoles de la subvención y el fiasco cinematográfico ahora callan. Ladraron cuando la guerra de Irak, como una jauría bien amaestrada. Yo también protesté. Pero si aquélla era una guerra inicua donde a España nada se le había perdido -que lo era- también lo son todas éstas donde nuestros soldados siguen cayendo como chinches.
La farándula amaestrada y mamporrera calla, quizá porque cuando las armas hablan...los hombres callan.
Decansen en paz nuestros soldados. ¡Que vuelvan nuestras tropas inmediatamente a España!.

24.6.07

Aprender del enemigo

Llevo tiempo pensando y constatando que si tomáramos nota del enemigo del Norte, es decir, ETA y su entorno, otro gallo nos cantaría a quienes nos consideramos patriotas. Españoles, naturalmente.
ETA es la que manda. Jamás ha dejado de imponer su voluntad dentro del entramado abertzale, pero también a todo lo que representa la nación española. De su organización, y precisamente en virtud de los crímenes que ella prepara y ejecuta, cuelgan otras organizaciones que abarcan prácticamente todos los ámbitos y aspectos de la sociedad donde un ciudadano pueda o quiera o deba ser reclutado.
Si no fuera por las matanzas de ETA el entorno separatista sería de coña. Pero ha de tomársele en serio únicamente porque mata. Primera nota.
Para reclutar a sus asesinos primero ofrece una organización donde defender propuestas políticamente y, en otro escalón, violentamente, es decir, su kale borroka donde los jóvenes conocen a otros más radicales y prueban -y se prueban a sí mismos- hasta donde están dispuestos a llegar en sus reivindicaciones. De ahí a dar el paso que los lleve a militar en el aparato militar -valga la redundancia- sólo es cuestión de tiempo. Y de capacidad.
Ellos gozan de gente para todo: Frente de makos, o aparato de seguimiento, control y asistencia para las cárceles y sus presos; Gestoras proaministía, que se ocupan de reivindicar las libertades y mejoras para los presos; organizaciones políticas, las que hagan falta, cambiando una y otra vez de nombre para introducirse en el sistema y así beneficiarse de la caja de resonancia que éste ofrece a sus proclamas y de las financiaciones espléndidas que se ofrecen a los diputados, alcaldes, concejales, etc.
Poseen organizaciones que llevan a cabo los contactos internacionales; las personas que hacen la propaganda; las que manejan los hilos de los medios de comunicación, los propios y los extraños, y en la cúspide, como digo, quien diseña la estrategia global y las tácticas que la componen y quien planea los atentados previa recopilación de la información necesaria.
Poseen a quienes solamente ofrecen cobertura logística; a quienes roban coches con los que huir o atentar, o vigilar; a quienes pasan las fronteras; a quienes cobran sus extorsiones previo envío de las cartas amenazadoras; a quienes dan ruedas de prensa, y a quienes matan. NADA TENDRÍA NI ACEPTACIÓN, NI SENTIDO, NI RESPETO O TEMOR, POR PARTE DE LOS ESPAÑOLES o sus gobiernos, SI NO MATARAN. Segunda nota.
Poner todo esto en marcha no es dificil. Arriesgado sí, mas no difícil. Ellos han levantado esta estuctura con una pobación global afín de 250.000 personas. Nosotros somos 40 millones. Si consideramos que opciones como estas pueden ser apoyadas por, al menos, ¿un 10 por ciento?, estaremos hablando de 4 millones. Sólo hay, pues, que ponerse a trabajar.

22.6.07

Libertad de expresión, libertad de represión

Durante muchos años he vivido, en carne propia, lo que el autodenominado Estado de Derecho quiere decir con el término "libertad" en cualquiera de sus facetas o aplicada a cualquiera de sus ámbitos.
Así, existe una teórica "libertad de circulación" para bienes, servicios y, por supuesto, personas en toda Europa. Pero yo recuerdo perfectamente como, a mis camaradas de AUN y a mí, se nos impidió sistemáticamente acudir a cualquiera de los pueblos, aldeas o ciudades de Vascongadas a las que tuvimos que acceder burlando, una vez tras otra, los infinitos controles policiales habilitados a lo largo de todos los accesos posibles.
Existe una teórica "libertad de reunión y de manifestación", pero no fueron ni uno ni dos, sino decenas, los actos que hubimos de realizar sin permiso de las autoridades porque se nos denegaba permanentemente, porque quienes ilegalmente acudían a boicotearnos los actos, destrozaban las ciudades, sus ciudades, en protesta por nuestra presencia.
Existe, cómo no, la llamada "libertad de pensamiento", garantizada por el artículo 16 de la Constitución, pero a quienes pensamos de manera diferente y antagónica con el sistema imperante del "pensamiento único" se nos persigue, se nos difama, se nos detiene y se nos encarcela sin motivo, cuando no se nos asesina -como a mi padre- cuando resultamos molestos.
Existe el derecho a la "libertad y a la seguridad" sin embargo quienes, desafiando al sistema, somos objetivo terrorista -amén de víctimas- debemos estar expuestos permanentemente al tiro en la nuca o la explosión bajo nuestro coche de cualquiera que desee eliminarnos sin, por supuesto, gozar de más protección que aquélla que nosotros mismos podamos proporcionarnos. Y en cuanto a la libertad, hasta ahora nueve años de cárcel, y medio centenar de detenciones, atestiguan lo contrario, por el sólo hecho de disentir del sistema desde sus propios cimientos y de la gran mayoría de quienes lo encarnan.
Se garantiza también el "derecho al honor, a la intimidad personal y a la propia imagen", sin embargo, un día sí y otro también, mi nombre es insultado y difamado, públicamente, por todo el que lo desee, desde la derecha o la extrema derecha hasta la izquierda o la extrema izquierda pasando incluso por buena parte de ese submundo surrealista que a sí mismo se denomina "patriótico".
Y desde luego existe la llamada "libertad de expresión" que consiste en que uno puede decir lo que desee siempre y cuando coincida con lo que la política democrática del rodillo, la censura y la mordaza con quien discrepa considere políticamente correcto.
España es el único país "civilizado" donde cuestionar la versión ofical de la Historia dictada por las potencias vencedoras en la Segunda Guerra Mundial no sólo es reprobable, ¡ES DELITO!, y en su virtud se cierran librerías -véase el caso de la Librería Europa-, se secuestran libros y equipos informáticos y se encarcela a los libreros.
Artículo 607.2 del Código Penal: "La difusión por cualquier medio de ideas o doctrinas que nieguen o justifiquen los delitos tipificados en el apartado anterior de este artículo -delitos de genocidio- o pretendan la rehabilitación de regímenes o instituciones que amparen prácticas generadoras de los mismos, se castigará con la pena de prisión de uno a dos años."
Art. 56.3 de la Constitución: "La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad (...)".
Pues bien, haciendo uso de mi libertad de expresión afirmo discrepar abiertamente de la version oficial de los países vencedores en la Segunda Guerra Mundial. Discrepo, dudo y NIEGO, que los sucesos, tanto en lo que se ha dado en llamar el Holocausto, como en todos los asuntos donde han intervenido los Estados Unidos de América -realizando verdaderos y terribles holocaustos allá donde ha depositado su sucia bota- así como los desarrollados por el inicuo Estado de Israel, hayan ocurrido de la forma en que figuran en la Historia oficial.
Niego y discuto su versión oficial de toda la Historia de la Humanidad y maldigo, maldigo al Rey que encarna este sistema abyecto, falso e hipócrita a quien, en cuanto sea posible, se le exigirán RESPONSABILIDADES POR SUS COBARDÍAS Y SUS TRAICIONES FLAGRANTES. Así sea.

20.6.07

Luis Muñoz: mi homenaje póstumo (por Miguel Menéndez Piñar)

Según un poeta y mártir de nuestra cruzada, el hombre debe elegir una vocación permanente para hipotecar su vida al servicio de un Ideal trascendente. Únicamente, con esa perspectiva, es posible forjar a un hombre, a un héroe capaz de sacrificarlo todo por conquistar, nuevamente, los bienes de una Patria saqueada. Es el espíritu de unas generaciones españolas que se están extinguiendo, muriendo, pues esta sociedad no es capaz de moldear ni siquiera una voluntad de hojalata. El bastión de la raza hispánica está hoy, más que nunca, en decadencia, por la pérdida repentina de un caballero andante, épico y luchador: el Coronel Luis Muñoz.

Si la Cruz y la Bandera son los símbolos sagrados sobre los que descansa la historia gloriosa de nuestra Patria, la Fe y la Milicia han sido, en Luis Muñoz, el constante motor de un Ideal defendido, permanentemente, hasta el final de su vida. No se encuentra en toda la Historia de España una figura insigne y grande que haya disociado la Religión de la Patria, que se hubiera olvidado de la edificación cristocéntrica de la sociedad o que traicionara la promesa hecha en la pila bautismal. Jamás nuestros héroes apostaron por la materia; antes al contrario, despreciándola, hicieron realidad los sueños imposibles abrazando el sufrimiento, la austeridad y el servicio abnegado a una Causa Sagrada. Es necesario, por tanto, recordar de dónde venimos y hacia dónde nos dirigimos, trazando irremediablemente un camino de conducta ascética. Sólo cabe exigirse a uno mismo, como Luis Muñoz lo hizo, dos virtudes esenciales: valor y honor.

Valor en un mundo cobarde de aspiraciones económicas y homologaciones democráticas. Valor para defender, oportuna e inoportunamente, la teología de Trento y el Solar Patrio de nuestros ancestros. Valor en proclamar a los cuatro vientos la Verdad insustituible, defendida a sangre y fuego, desde tiempo inmemorial, en nuestro pueblo. Valor para permanecer en la trinchera, enfrentado, día y noche, a los enemigos de España. Valor en la decisión, valor en la acción, valor en la victoria o en la derrota. Valor que empuja al héroe y abandona al cobarde. El valor, en resumen, que infundió don Pelayo en los suyos, que tuvieron en Lepanto nuestros cruzados o que mantuvieron, hasta la muerte, los requetés en Codo o Belchite, los falangistas en el Cuartel de la Montaña o los cadetes en el Alcázar toledano.

Y honor. Honor por el juramento hecho, ante la bandera, que la mayoría de militares han olvidado. Honor que rinde pleitesía a la Tradición, a la herencia recibida, gracias a tantas conquistas que dejaron por el camino a nuestros mejores hombres. Honor que exige el cumplimiento estricto del deber, pese a las penosas consecuencias personales. Honor hasta la defensa extrema del rojo y gualda que, propios y extraños, vienen escupiendo desde hace décadas. Honor en la fidelidad, hasta quedarse solo y encerrado, año tras año, detrás de unos barrotes de la prisión militar de Alcalá-Meco. Honor que distingue al hombre del afeminado, al perseverante del traidor, al militar del mercenario, y en suma, al católico del apóstata y al patriota del renegado.

Creyeron, los demócratas de turno, que acabarían con su firme decisión de “defender el honor e independencia de la Patria” tras tomar por asalto su casa y encerrarlo la noche del primero de octubre de 1982. Condenado a doce años de prisión, apartado de su familia, de Soledad, su mujer, fuerte como las del Evangelio, sufrió la ruina del pueblo desde la oscuridad de su celda. Rechazó redimir, sirviendo al estado, la pena impuesta, y acató con total serenidad la prisión como un acto más de servicio a España. Expulsado del Ejército por ser baluarte del mismo. Marginado por sus compañeros, como “piedra de escándalo” y “signo de contradicción”. Reducido por este “Estado de Derecho” a la privación de libertad y pérdida del servicio castrense, al que consagró su vida, atesorando condecoraciones para el Cielo sin llorar por la usurpación de las que, con todo merecimiento, supo ganar en la tierra. Bienaventurado, mi Coronel, una vez más, al ser perseguido por la justicia pues ya te profetizó el Maestro que poseerías el Reino de los Cielos.

Quedarán en cautiverio hombres dispuestos a plantar batalla; podrán recluir, en sus celdas democráticas, a cualquier sujeto que incomode al estado. Pero sepan todos que sólo es posible encerrar la carne y los huesos tras los fríos barrotes. El alma es inmortal, es incontrolable y tendrá el enemigo que doblegar sus fuerzas ya que, con el ejemplo del Coronel Muñoz, estamos dispuestos al enfrentamiento. A cualquiera que desde ya haya de venir. Valor y honor nos acompañan, por la Cruz sacrosanta y la Bandera gloriosa. Sangre, sudor y lágrimas es el camino escogido, el de la reconquista, como ayer, de la España que tanto amamos.

Familiares, camaradas y amigos del Coronel Luis Muñoz: llorad su pérdida. Guardad su recuerdo por siempre. Pero sobre todo, haced memoria de su vida entera, del arriesgado combate que siempre libró e imitadle hasta el fin de vuestras vidas. Sólo de este modo habréis sabido ganar para España la cosecha que sembró con todos sus sacrificios.

Coronel Muñoz, mí querido tío Luis: quisimos hacerte un homenaje, este mismo verano, para reconocerte los méritos de tu lucha. Hace sólo dos semanas que empezamos a pensar dónde y cuándo. Nuevamente te has negado, por tu humildad, aunque esta vez para siempre. No importa. Vayan estas pobres letras, cuando aún conservo la emoción por tu muerte, lanzadas públicamente para tal fin. Y sea esta mi pequeña contribución, de la España verdadera, que aún sobrevive, para el reconocimiento póstumo que te debemos.

Da un fuerte abrazo al abuelo Camilo y juntos, con nuestros mejores, entonad una plegaria por España. Proteged nuestras vidas, pero sobre todo alentadnos por emprender, decididamente, el combate final que restaure esta Patria que vosotros nos enseñasteis a amar con valor y con honor.


Miguel Menéndez Piñar

19.6.07

Suárez, Cornudo de Oro

Parece que Su Memestad ha decidido premiar a sus compañeros de perjurio, deshonor y deslealtad. En esto, qué duda cabe, don Juan Carlos es el campeón pero nada hubiera sido lo mismo sin el acompañamiento y el apoyo, desleal donde los haya, del Duque de Cabreros.
Quién iba a decirle a Su Memestad que podría haberse pasado a su padre por el forro para reinar en España aunque no le correspondiera. Quién le iba a decir a Franco que su delfín -más del fin que otra cosa- iba a representar la traición mas abominable del-fin de sus días. Y cómo iba a suponer el Caudillo que su Ministro Secretario General del Movimiento, aquél que vestía guerrera blanca con un majestuoso haz de flechas yugadas, iba a protagonizar el mayor perjurio y la más alevosa perfidia que cabe imaginar: La transición, que bajo el nombre de Reforma Política fue, en realidad, una Ruptura total.
Ahí empezó todo. La legalización del PCE; la venida del genocida de Paracuellos; la inclusión del término nacionalidades en la Constitución. Y de aquellos polvos vienen estos lodos: La desmembración y desintegración nacional.
Es por tanto merecido el galardón del perjuro real a su protector traicional. Un cabrón al cuello -¿o es un carnero, en realidad, el Toisón de Oro?- para quien tanto mérito ha contraído. Y es que cuando el Gran Maestre de los Cornudos de Oro entrega esta condecoración es que el premiado es, sin duda alguna, un Dorado Cabrón.

18.6.07

Fin de Semana agitado

Este fin de semana ha sido para mí agitado como pocos. En las primeras horas del sábado -en compañía de una gran camarada y colaboradora de siempre- me dirigí a Barcelona donde, por la tarde, en los locales de la emblemática Librería Europa haría la presentación de la Cuarta Edición de mi autobiografía política.

El acto tuvo que comenzar con una hora de retraso pues "nuestros amigos", los guarretes independentistas catalanes, hicieron su inesquivable acto de presencia tomando la calle Séneca de la librería y montando su peculiar circo donde no faltaron, ni las amenazas de muerte, ni mi apellido sobre un punto de mira. En mi tierra -que es también Cataluña- esto se llama apología del terrorismo y amenazas, tipificadas ambas en el Código Penal pero parece que para los Mossos -que les controlaban- esto no era sino su particular punto de vista sobre mi futuro personal. ¡No importa!. Han de saber estos amenazantes de pacotilla que su presencia, lejos de infundirme ningún temor, me suscita mucha mayor motivación e incluso una buena dosis de risa, que nunca viene mal.

Al margen de guarrillos y guarretes la conferencia transcurrió en un ambiente de atención, respeto y apasionamiento dignos del lugar -cuasi santuario- donde se produjo. Una sala de conferencias hasta los topes fue testigo de esta nueva presentación del libro y un participativo turno de ruegos y preguntas constató el entregado nivel de compromiso e inquietud que genera la actual situación sociopolítica en los españoles de buena fe.

Más tarde tuvimos oportunidad de charlar amigablemente con camaradas y simpatizantes tras la firma de ejemplares a cuantos decidieron llevárselos. Las conversaciones, interesantes y amenas, nos llevaron a coincidir con algunos viejos amigos barceloneses colaboradores, en tiempos, del MSE y de AUN cuando Cataluña era visitada por nosotros con una frecuencia prioritaria.

No quiero terminar esta crónica sin agradecer a Pedro Varela y sus colaboradores de Librería Europa toda la atención y dedicación demostrada y felicitarles por su encomiable labor cultural en Barcelona.

Tras la intensa jornada del sábado regresamos a Madrid el domingo, después de comer debido al retraso del avión y acudimos, junto con un nutrido grupo de amigos, camaradas y simpatizantes a la iglesia Arzobispal Castrense donde se oficiaba una misa en memoria por el Teniente Coronel Vesteriro y el Comandante Ynestrillas, mi padre, en el XXI aniversario de su asesinato por la banda mafiosa ETA y sus adláteres del PSOE.

La jornada trascurrió en un fervoroso ambiente de solidaridad y apoyo sinceros por cuantos acudieron a este homenaje. En nombre de mi familia, gracias, de todo corazón.

17.6.07

La Asociación Comandante Ynestrillas INVITA

Misa Funeral en memoria por el XXI aniversario del asesinato del COMANDANTE YNESTRILLAS

Domingo, 17 de Junio a las 19, 30 horas- Capilla Arzobispal Castrense-C/Sacramento, 9- MADRID


.....................................................

16.6.07

Presentación de "Ynestrillas. Crónica de un hombre libre" en Barcelona

El próximo sábado 16 de Junio, a las 18, 30 horas, tendrá lugar la presentación de la Cuarta Edición -con Prólogo de Ramón Tejero- en la LIBRERÍA EUROPA de BARCELONA (Calle Séneca 12, bajos-Metro Diagonal).
¡¡OS ESPERAMOS A TODOS LOS PATRIOTAS!!

15.6.07

Prólogo de Ramón Tejero a la Cuarta Edición de "Ynestrillas. Crónica de un hombre libre"

“El silencio es la elocuencia de los sabios”. Desde mi niñez y adolescencia aprendí y descubrí que el silencio era garantía de verdad, de prudencia e incluso de entrega sacrificial a una persona o a una causa concreta. Claro está, entendiendo silencio como “elocuencia” generosa de un corazón entregado y dispuesto a dar la vida por la nobleza de aquellas verdades, que conforman nuestra existencia y dan sentido al ser.

Hay momentos en la historia de nuestro existir que es necesario susurrar, con palabras, algunas de las verdades que han cincelado nuestro corazón y han conformado nuestra trayectoria personal. En este caso la realidad de dos vidas encontradas, por exigencias de la historia de nuestras familias y de nuestra Patria, que siendo “aparentemente” distintas y distantes no dejan de tener un fundamento que constituye la firme roca de la amistad.

Conocí a Ricardo y a toda su familia en la oscura y lúgubre prisión militar (antigua) de Alcalá de Henares cuando después de días de desconcierto por fin sabíamos donde se encontraban nuestros respectivos padres, habían ingresado en la cárcel por la tan conocida Operación Galaxia. He de reconocer que en nuestro primer encuentro no apareció de manera esencial lo que conocemos como empatía…. Mas bien, fue un encuentro conformista que se tendría que mantener a lo largo del tiempo, ya que habríamos de compartir largas horas de estancia en la cárcel. Éramos adolescentes, con conceptos diversos de una entrega a Dios y a España en la que habíamos sido educados. Ninguno de nosotros podría imaginar como el devenir de la historia cambiaría aquellas primeras impresiones y nos conformaría en amigos de verdad.

Vivimos aquel año y medio de historia, inmersos en la vida y el acontecer de España, con-sufriendo con aquellos que caían asesinados, con sus familiares y amigos. Éramos testigos del sufrir de nuestros padres y de cómo la situación del terrorismo sangriento hacía mella en lo más profundo de sus almas. Aquella cárcel se convirtió para todos nosotros en una escuela de amor y entrega a la Patria viendo como nuestros padres, con entrega sacrificial, ofrecían el día a día por España. Y viendo como nuestras madres, a imagen de las mujeres fuertes de la Biblia, acogían su responsabilidad y nos donaban sus vidas en silencio heroico y entrega generosa. No obstante la alegría se palpaba entre los muros de la ya recién inagurada prisión militar Alcalá. Pasábamos los fines de semana en completa armonía, intentando hacer de aquella extraña realidad un acontecer bello, feliz y lleno de alegría.

Una vez que se juzgó y terminó aquel episodio, hubo un tiempo en el cual dejé de ver a Ricardo hijo, coincidíamos en actos políticos y encuentros familiares. Un pequeño paréntesis que cambió nuestras vidas….

No obstante, antes de recordar encuentros puntuales y transcendentes creo necesario hacer un alto en el camino, para resaltar la figura de Karina, la madre de Ricardo, esposa de Ricardo, madre de Martín y de Nando.

Karina. Una Señora donde las haya, entregada a su familia, con el corazón partido y destrozado entre la entrega a la Patria y a su Familia; educada, noble, trabajadora, bella interna y externamente, entregada, y quizás no comprendida entre aquellos que esconden sus temores en la crítica fácil y mordaz. Ojalá hubiese muchas señoras como ella…

Martín. Hermano de Ricardo, elocuente silencio de una entrega total y absoluta a la causa de las verdades humanas y transcendentes. Hombre cabal, sensato, inteligente y sereno, que sabe descubrir la verdad de las cosas y manifestarlas en la sencillez de su vida.

Y Nando… aprendió a caminar en la prisión de Alcalá, tengo su foto en mi cartera…y sus ojos clavados en mi alma cuando meses antes de morir, con temblor y aparente admiración me pidió que le bendijese antes de partir para América. Fue en Valdemoro en una cena de amigos del 23-F para recoger dinero destinado a la misión de Perú donde ejercía mi ministerio…. Al finalizar la cena, Fernandillo me pidió dubitativo la bendición…. ¡Dios que difícil es bendecir a un “ángel”!….. le bendije como sacerdote y como “hermano”….¡Cuanto sentí no estar aquí para decirle adiós!…. El día que murió estaba en Méjico…me fui a la Basílica de la Virgen de Guadalupe y con lágrimas en el alma celebré una Misa de Gloria por un ángel más en el cielo……

Tras este paréntesis, que he creido necesario, recuerdo que todo cambia con el hecho histórico del 23-F ( sobre el cual guardo un silencio respetuoso, por mi padre, que sigue guardando un absoluto mutismo sobre el mismo). Hay encuentros entre nosotros, parece que la aparente apatía en el trato se torna en amistad y camaradería… comenzamos a caminar juntos en ciertos aspectos y a conocernos en verdad. Creo que comienza a fraguarse una verdadera amistad. Una amistad que perdura hasta hoy y que está cargada de momentos y de hechos emotivos.

El hecho más terrible es el asesinato por parte de la banda terrorista ETA de Ricardo padre, nunca olvidaré aquel 17 de Junio. Estaba en el Seminario Conciliar de Toledo preparándome para ser sacerdote, primero me avisó un compañero y al instante una llamada de mi padre desde la Prisión de Figueras “Vete a Madrid y no te muevas de su lado hasta que le des sepultura. Es mi amigo del alma”. Después una llamada a Karina: “Vente con nosotros…”; inmediatamente partí a Madrid, cuando llegué al Gómez Ulla, aún no habían sacado los féretros con los cuerpos de los tres asesinados. Me fundí en un abrazo con Karina… y esperé a que llegasen los féretros; estaba presente cuando se abrió el féretro de Ricardo, con la intención de aconsejar o no a su mujer que lo viese. Ricardo estaba destrozado, pero en su rostro había un gesto de satisfacción y de paz, el sabia que había entregado su vida por España… y su rostro denotaba la satisfacción del deber cumplido… Mi consejo fue que Karina no lo viese y así lo hizo.

Llegaron Martín y Ricardo y con ellos, solos los tres, entramos a ver a su padre y fui testigo de aquel encuentro, creo que en ese momento por mi parte se fraguó la amistad de por vida que perdura; palabras, gestos, abrazos, lágrimas, juramentos… que tan solo el corazón puede descifrar y el raciocinio silenciar… Aquella noche está grabada en el alma.

Pasado el acontecimiento terrible del asesinato de Ricardo padre, comienzan las “idas y venidas”… de Ricardo a la cárcel por diversos hechos y acontecimientos.

He de decir que nunca me preocupé de las causas de los diversos procesamientos. Tenía claro que era mi amigo y que debía estar a su lado como sacerdote y amigo fiel.

Primero fue la Prisión de Alcalá-Meco donde acudí a confesarlo y a verlo en varias ocasiones. He de reconocer que no tuve facilidades con los funcionarios, hubo serios problemas ya que intentaron incluso abrir el porta viático donde llevaba el Cuerpo de Cristo. Aún no comprendo como puede existir esa actitud de revancha contra una fe y un sacramento que es la Verdad de Cristo realmente presente en las especies sacramentales. En aquella cárcel noté animadversión hacia mi persona por ser sacerdote e hijo de Tejero; que no sufriría Ricardo en la misma…

Marché a Roma para seguir mis estudios de Teología Espiritual en la Universidad Gregoriana, es entonces cuando Ricardo se declara en huelga de hambre, estando en la Cárcel de Ocaña. Acudí inmediatamente a intentar disuadirlo de aquella barbaridad… estuve en varias ocasiones hablando horas con el sobre muchos temas; sobre su vida, su familia su fiel mujer y sus hijas, a las cuales respeto y quiero. Hablamos de la fe, de la realidad por la que atravesaba su alma, de sus problemas…. Nos descargamos el alma y el corazón. Fui varias veces; las primeras, como detalla en su libro, fueron en el despacho del capellán (compañero del Seminario, que se portó de maravilla conmigo y con Ricardo y que murió como un verdadero santo años después) y cuando estaba más débil, en su cuarto de la enfermería donde ya se encontraba postrado en cama. Fueron momentos difíciles para todos, pero he de destacar la entereza de Ricardo que expresaban su sentir. Fueron momentos dolorosos, pero cargados de emotividad, visitas llenas de amistad y sinceridad donde Ricardo me mostraba la verdad de un corazón sensible y tierno como es el suyo, amante de su familia y de todas las realidades que le rodean.

Aquel episodio pasó, volví a Roma finalizada la huelga de hambre y continuábamos en contactos por la familia. He de resaltar que en Ocaña, el comportamiento de los funcionarios fue maravilloso, cariñoso, amable y con preocupación por el “recluso”. Todo fueron facilidades…excepto por el Director de Instituciones Penitenciarias que en un principio se negaba a que fuese yo quien lo visitara. Fue cuando el Juez Garzón actuó como un caballero y me dio un permiso escrito para que visitase a Ricardo las veces que necesitase.

Las últimas visitas han sido a la Cárcel de Segovia, las cuales no narra en su libro, una en un bis a bis de una hora para ver como se encontraba, confesarle y animarle en todos sus proyectos de estudios. El solicitó mi visita y recuerdo que fue una odisea el poder acceder a la misma, pero allí estuve descubriendo una vez más la verdad de un Ricardo que no conoce la gran mayoría del pueblo español.

Y por último el verano del 2005, en la misma cárcel de Segovia, Ricardo se había declarado en huelga de hambre y sed. Su estado era preocupante, el medico me dijo que podría ocurrir lo peor, y el capellán me informó de lo mismo. Hablamos horas, intenté disuadirlo, pero no hubo manera, estaba convencido de su actitud. Ante esa realidad le hablé de la otra realidad que podría avecinarse: la muerte. Confesó, comulgó y recibió de mis manos la Unción de enfermos. Nos despedimos “hasta el cielo” y con lágrimas en los ojos nos abrazamos muy fuerte…queriendo recordar todos los momentos que habíamos vivido desde nuestra niñez.

Soy consciente de que este prologo no se ciñe al concepto literario de lo que un prólogo es en sí mismo. Se trata de retazos y recuerdos de una vida marcada por los hechos y circunstancias que conforman la personalidad de un hombre. Son recuerdos de una amistad que se forja literalmente en las cárceles… pero esencialmente quiere ser la expresión de un corazón henchido de amor a España y a su familia.

Ricardo no es el hombre que “aparenta” y que muchos creen conocer; no es el hombre insensible capaz de hacer cualquier locura… Ricardo es un hombre cuerdo, con corazón humano y sensible, un hombre afectivo que sabe de amor y que pone amor en todos los aspectos de su vida. Es un hombre enamorado de su mujer, amante de sus hijas y de su familia, un hombre de fe ciega y férrea en Dios. Es un hombre valiente, que va evolucionando en su pensamiento y en el “hacer” de su vida, como todos evolucionamos, un hombre en parte cincelado por las circunstancias de su existencia y de la realidad que le rodeaba. Quizás un hombre confiado… y algunas veces engañado… pero un hombre fiel a sus principios.

Es un hombre bueno y yo me siento su amigo, por ello accedí a escribir estas líneas que intentan plasmar una realidad conocida: “El hombre es él y sus circunstancias”.






Ramón Tejero Diez
Sacerdote

12.6.07

INTRODUCCION A LA CUARTA EDICIÓN de "Ynestrillas. Crónica de un hombre libre"

Tienen entre sus manos la cuarta edición de esta obra que, por exigencias del mal llamado “sistema de las libertades”, se vio obligada a permanecer en el baúl de los recuerdos durante la friolera de nueve años desde que fue escrita. Desde entonces ha atravesado por muchos y numerosos episodios de boicot, activo y pasivo; de censura; de represión, de persecución, de amenazas y de silenciamiento.

Tras ser terminada le fue presentada a la editorial PLANETA, aún en vida del sr. Lara padre, quien –gracias a una gestión de un amigo personal- dio el visto bueno para que fuera examinada por los lectores de la empresa editorial. Pero esa fue su primera y única fase. Muy amablemente, eso sí, me contestaron más o menos lo siguiente:

“1º. La obra no aclara lo suficiente el atentado contra los diputados de la ilegalizada Herri Batasuna.”

Pues bien, tomé nota y creo que, desde su primera edición, hay pocos detalles más que se puedan aportar salvo, claro, una declaración expresa sobre el mismo. Pero creo que huelga cualquier tipo de afirmación pues, a buen entendedor….

“2º. No se precisan totalmente los detalles del asesinato del Comandante Ynestrillas.”

Claro. Yo no lo preparé: era mi padre. Por ello todo lo que recojo sobre ese cobarde crimen ha de ser, por fuerza, sacado de textos de quienes sí lo prepararon y de quienes lo propiciaron: léase el PSOE.

“3º. No se habla lo necesario del llamado “caso Majadahonda”.

También tomé nota y, desde su inicio, la obra contempla a lo largo de todo un capítulo los acontecimientos urdidos por el PP para quitarme de en medio, precisamente con el título del caso para nombrar el mismo: “El caso Majadahonda”

“4º. Constituye una apología del activismo español de extrema derecha.”

Bueno, pues al margen de esa tan manida denominación que rechazo –argumentadamente- a lo largo de toda la obra, es cierto que supone una apología. Esa es la clave de bóveda del rechazo que mi obra produce en este sistema que, habitualmente, de forma recurrente y torticera, prostituye términos como la “libertad de expresión”, o “el sistema de las libertades”. Deduzco, con íntimo convencimiento, que si mi autobiografía hubiera constituido todo un pliego de descargos renegando de todo mi pasado, abjurando de mi ideología y denostando mi escala de valores, y los principios en que se sustenta, Planeta no hubiera encontrando objeción alguna a su publicación; hubiera hecho una meditada y bien estudiada campaña de propaganda y este libro estaría situado en la primera fila de los stands de las grandes superficies comerciales y de la práctica totalidad de las librerías. Seguramente junto a los libros de Jiménez Losantos o César Vidal que son, precisamente, los que ahora mismo lo cubren y bajo los cuales lo ocultan.

Si este libro arrojara más basura sobre una ideología –el nacional sindicalismo- y sobre unos valores patrióticos, en general, que, hoy más que nunca, se reprimen y se persiguen, mi libro se podría contar entre la larga lista de los bestseller publicados por Planeta.

Pero tras la mencionada editorial, esta obra pasó por otras muy numerosas las cuales, tras expresarme su calidad literaria; su insólita e inédita aportación histórica e incluso su considerable potencial desde el punto de vista comercial, me la devolvían aduciendo que no querían significarse ni que nadie pudiera tacharlas de editoriales fascistas, ultras o de extrema derecha.

Entre ellas cabe destacar a Ediciones Áltera, que después de argüir los fundamentos del párrafo anterior, me puso en contacto con Libros Libres quien -paradójicamente por lo que aparenta su propia denominación- me lo rechazó por los mismos motivos.

Debo reconocer que fui mejor tratado por editores de izquierdas o por personajes de relevancia entre las mismas, alguno de los cuales se encontraba ya caído en desgracia. Espero que el profesor de la facultad de Ciencias políticas de la Universidad Complutense de Madrid no se moleste por mencionarle toda vez que lo hago como muestra de agradecimiento y por su exquisito talante. Pero por respeto voy a ocultar su nombre ya que, en este estado policial en que vivimos, nadie puede tener la certeza de escapar del largo brazo de la represión que padecemos.

Me lo encontré en una de mis visitas por la facultad y me recibió y trató con gran amabilidad y condescendencia. Se leyó un ejemplar que le envié al efecto y cumplió con su palabra: la de hacerme las gestiones con editoriales de izquierda radical que, muy probablemente, tendrían menos complejos y más respeto que las de derechas por las que ya había transitado. Se equivocó, pues la propuesta fue rechazada sin siquiera leerla.

Pero hubo algún comentario de este profesor que me hizo recapacitar y meditar sobre la situación personal y política en que algunos nos encontramos, precisamente, en virtud de nuestro pensamiento: el club de los malditos. Este profesor me dio la bienvenida a él y me demostró su empatía al ser, él mismo, un apestado del sistema –bien es verdad que por diferentes razones de las mías- así que, por ello, simpatizó conmigo aunque el único contacto que habíamos tenido antaño era el de haberle intentado yo reventar una conferencia en una facultad a base de preguntas comprometedoras y embarazosas.

Pero aunque quizá alguno de ustedes esté pensando que mi actual editorial es fruto de esas gestiones con las izquierdas, SEPHA no lo es, ni mucho menos. La providencia dispuso que mi editor y yo fuéramos puestos en contacto con personas de un entorno muy íntimo y muy próximas entre sí. Mi editor –y, desde que contactamos, mi amigo Gonzalo- apostó por mí y por mi autobiografía política desde el primer momento.

No faltaron quienes tacharon a su editorial de ser de extrema izquierda pues, no en vano, tenía a la sazón unos diez títulos, en el mercado, de esas tendencias. Su prioridad –por su conocimiento del tema- se había basado en la difusión de obras relacionadas con las guerrillas –casi siempre comunistas- del Nuevo Continente, sobre todo en países de centro y Sudamérica. Sin embargo él me puso de manifiesto un biotipo humano que en la actualidad se encuentra en extinción: el del individuo independiente y auténtico.

Fruto de su “apuesta” por esta obra fueron la devolución –por parte de numerosas librerías- de anteriores títulos tachándolo de vendido o de “facha”. También fue consecuencia el abandono de distribuidoras, o el sambenito de haber estado preparando el terreno con esa diez obras de izquierdas para, ahora, destacarse con ésta ocultando, camuflando, su auténtica realidad, la de ser un extremista de derechas.

Otros, desde el lado opuesto, tachaban de izquierdosa a la editorial y la ponían –afirmaban con rotundidad- al servicio de Polanco.

Ni unos ni otros fueron capaces de comprender que el trabajo de un editor es PUBLICAR LIBROS. Que para ello debe asegurarse de su valor literario y de su potencial capacidad mercantil y, después, si se es profesional de verdad; si se es auténtico de verdad; si se cree en la libertad de expresión y en el valor de la palabra escrita como la más potente arma frente al adversario político, es publicar. Publicar al margen de lo que en cada obra se diga. Publicar, por respeto y por convicción. Publicar, como la fórmula de confrontar opiniones y poner al alcance del lector, la sociedad en su conjunto, todo cuanto se pueda recoger negro sobre blanco.

Mi editor, Gonzalo Sichar, fue firme. Fue independiente. Fue profesional. Y sobre todo, fue auténtico y fiel a sí mismo y a su compromiso con los lectores.

Es verdad que jamás llegó a pensar que la opresión del poder, en sus tres facetas ahora unificadas –legislativo, ejecutivo y judicial-, podía llegar a ser tan dictatorial, tan represora y a ejercer la censura, o poner la mordaza, de forma tan brutalmente hipócrita. Y tampoco imaginó que el cuarto poder, quizá hoy el primero, el de quienes se encargan de difundir y publicar escritos y ensayos; el de quienes deben hacer realidad el derecho constitucional a la libertad de expresión y buena parte de las libertades públicas en general, podría ser tan sesgado. Tan sumiso con los intereses del otro poder; tan cínico cuando se habla del derecho a discrepar y del valor de la palabra escrita. Ésta es la realidad de los poderes fácticos.

No se arredró. Gonzalo y yo luchamos juntos –y aún seguimos haciéndolo- frente a los numerosos y diferentes boicots activos y, posteriormente –aún ahora-, los pasivos.

Éstos son los que producen la ocultación de mi libro en las grandes superficies comerciales, o en la mayoría de las librerías, adonde llegan nuestras distribuidoras. Básicamente: “El Corte Inglés”; FNAC; Crisol y La Casa del Libro.

En las tres primeras el libro se oculta, se esconde, se camufla o se tapa con otros. A veces incluso se llega a negar que conozcan, no ya el libro en sí, sino la propia editorial que, concretamente en el caso de “El Corte Inglés”, tiene unos 17 títulos expuestos.

Las personas que han ido adquiriendo este libro lo han hecho de forma personalísima y dedicada. Unos por afinidad, otros por honestidad –aun en las aparentes antípodas de su contenido-. Pero el gran público, el que representa el 90% de las ventas de cualquier libro es el que, sin conocer a su autor personalmente, o sin tener una afinidad concreta, se encuentra con él en el expositor de cualquier gran superficie o librería y decide llevárselo por parecerle interesante. Ese público, hoy por hoy, me resulta vedado. Incluso personas próximas ideológicamente ignoran su existencia. Porque se proscribe. Se persigue y se ningunea.

Tampoco faltaron hoteles con los que se pactó y pagó el alquiler de sus salones para las presentaciones sucesivas que se han realizado y que, mediando apenas dos días para el evento, incumplían sus contratos y devolvían su dinero dejándonos compuestos y sin novia. Habían recibido, en su mayoría, las “valientes” amenazas de quienes, amparándose en el anonimato de un nick, desde páginas Web de Internet de extrema izquierda, les amenazaban con causarles destrozos en sus instalaciones.

En el Gran Hotel Velázquez, donde realizamos la primera y principal presentación en Madrid -llenando con unas 400 personas un salón para 250- recibimos 4 amenazas de bomba. Pero ni el Hotel ni nosotros nos amilanamos. Y todo siguió finalmente adelante.

Hoy día, Ynestrillas, crónica de un hombre libre ha cosechado el record de ventas de mi editorial, SEPHA, durante el año 2006. Y en lo que va de año mi libro ocupa también el primer lugar de ventas.

No quiero dejar de agradecer a todos cuantos lectores, con su actitud comprometida, rompieron el boicot activo pidiendo el libro; encargándolo; buscándolo. Tampoco a quienes como Librería Neblí u O´Henri contribuyeron también a romper el cerco fomentando su difusión desde los primeros momentos. La Feria del libro de 2006 fue testigo exitoso de la venta de esta autobiografía política.

Tampoco quiero olvidar en el tintero a mi gran amigo Ramón Tejero –prologuista de esta cuarta edición de la obra- y amigo mío en los momentos más delicados de mi existencia. Aprovecho para felicitar a su valiente familia y, en concreto, a sus padres, Antonio y Carmen, por haber sabido educar a un hijo en los valores que sin duda le han hecho tan humano, tan valiente, tan honesto y tan comprometido.

No puedo olvidar, por contraposición, a quienes, ostentando un alto cargo directivo en una universidad muy conocida, amenazaron a un viejo amigo mío –profesor en la misma- con expulsarle si “osaba prologarme” la primera edición. Éstos eran supuestamente afines pero, como suele ocurrir, manifiestamente cobardes y sin ningún escrúpulo a la hora del abuso de poder desde su situación preeminente sobre mi amigo “tan sólo” –y nada menos- profesor en “su” universidad.

Tampoco quiero olvidar a un antiguo amigo de mi familia y, sobre todo, de mi padre. Ex militar de carrera. Compañero de destino en la Academia Especial de Policía Armada. Quien recibió mi petición formal de prologar el libro, sin compromiso alguno, y ni tan siquiera se dignó en contestarme al correo electrónico que le envié. He podido ver que, cuando ahora coincidimos en algún acto público, me elude, me evita y se hace el sueco con tal de no saludarme. Es lógico. Sus flagrantes flirteos con el PP provocan la náusea. Quizá no tenga la conciencia tranquila.

El libro ha sido presentado ya en Madrid, Murcia, Valencia y, cómo no, San Sebastián. Próximamente lo será en Barcelona y, con toda seguridad cuando usted, querido lector, tenga esta obra entre sus manos, al menos en la ciudad de Málaga.

Seguiré haciéndolo –por medio de la Asociación Comandante Ynestrillas- allá donde se me invite.
Podrán silenciar mis escritos, censurar mis intervenciones en televisión –como en el programa grabado para “El Loco de la Colina”- o mis entrevistas con todo tipo de medios de comunicación. Podrán prohibir nuestro derecho a manifestarnos, concentrarnos, reunirnos o, sencillamente, a dirigir mis pasos a cualquier zona del territorio nacional y/o el extranjero, aun siendo Europa, conculcando otro derecho fundamental: el de la libre circulación.

Podrán perseguirme y encarcelarme –sé que tarde o temprano volverán a meterme en la cárcel con cualquier excusa, o con cualquier burda conjura-. Puede que mi destino sea morir bajo la metralla enemiga, o fruto de una explosión bajo mi coche. Pero no pueden detenerse ni encarcelarse las ideas. No pueden reprimirse los sentimientos y, como una marea humana enfervorizada, el pueblo español reaccionará ante el hecho de que este ciclo histórico está tocando a su fin.

Cuando se persigue y se proscribe el uso de la palabra hablada o de la escrita como arma fundamental para el debate, para “La Batalla de las Ideas” -como se llama mi blog personal en Internet- quiere decir que quizá la palabra deba ceder el puesto a otras formas de comunicación, a otras dialécticas. Pero para entonces, que nadie esconda la cabeza debajo del ala, ni se rasgue las vestiduras porque, reprimida la palabra, solo quedará…la marcha sobre Roma.

11.6.07

Otegi, desahuciado

Parece que ANV, Batasuna y su entorno de adláteres mamporreros han retirado su apoyo a Otegi. Antes se apresuraban a sacarle las castañas del fuego y, pese a que exhortaban a sus pistoleros a negar cualquier tipo de beneficio carcelario cuando les enjaulaban, en cuanto caía algún jefecillo de bandoleros batasunos no aguantaban ni quince días en prisión y en seguida soltaban cientos de millones, de euros o de pesetas, con tal de evitar el talego.
Pero parece que en esta ocasión ni siquiera en su villorrio guipuzcoano (Elgóibar) le quieren y el pasado sábado la que era multitud se quedó en grupúsculo de desarrapados que no alcanzaba ni el millar. Parece que los batasunoetarras estarían enviando un mensaje de descontento a la banda de asesinos en serie tras el anuncio de la ruptura de las "negociaciones". Otro argumento para -por si no había suficientes- RECHAZAR CUALQUIER TIPO DE ACUERDO O NEGOCIACIÓN CON UNA BANDA DE COBARDES CRIMINALES. Y es que, cuando hasta a los energúmenos batasunoetarras les parece que hay que seguir "negociando", la razón y la lógica apuntan que no caben más concesiones que la de darles a elegir a los abertzales entre el garrote vil o la horca.

10.6.07

Esperanza...perdida

Perdida, sí, porque Esperanza Aguirre sigue los pasos de su compañero de filas Gayllardón y, aunque hoy estaba en la Procesión del Corpus -la misma que por invertidos y toda clase de abyectos sexuales y provocadores ha tratado de ser obstaculizada y ofendidad en Castellón- durante las elecciones publicó una página entera de publicidad electoral en la revista del lobby homosexual ZERO. Además conviene también recordar que ‘Espe’ dijo en su momento que “no veía prudente” la presentación del recurso de inconstitucionalidad al ‘matrimonio’ gay.
Pero es que, por otra parte -o por la misma-, la presidenta madrileña con aspiraciones a presidenta nacional se prestó a contestar a un cuestionario de la revista ofreciéndo al lobby rosa su apoyo.
Ayer estuvo en la Feria del Libro firmando uno escrito sobre ella y que lleva el nombre de "Presidenta". En un canal de televisión fue entrevistada y afirmaba que estaba muy bien porque la gente de Madrid quería saber más sobre ella.
Y, efectivamente, yo como madrileño QUIERO SABER:
¿Por qué la presidenta del PP de Madrid pone una vela a Dios y otra al diablo, es decir, por una parte promociona y pacta con los homosexuales -y fomenta al lobby gay y sus aberraciones anticatólicas- y por otra hace acto de presencia en procesiones católicas?
¿Por qué las bodas de moñas y boyeras y fomentar la adopción de hijos por éstos?
¿Por qué, si tan católica es, hace acuerdos, conciertos y concesiones con las clínicas abortistas en la Comunidad de Madrid?
Por qué patrocina y permite obras afensivas que se defecan en Dios o presentan bastardos como Rubianes que ultrajan a España, su nombre y su bandera?
¿Por qué se muestra partidaria de pactar con los separatistas, separadores y conculcadores de la esencia de la Patria?
Y ya por último: ¿Por qué los votates del PP siguen apoyando a quienes representan la mayor conculcación de los pilares básicos de la sociedad, Dios, la Patria y la Familia?.
Al final va a ser verdad que "Espe jode lo que somos".

9.6.07

APOCALIPTO

Ayer estuve viendo la película de Mel Gibson que lleva este mismo nombre. En ella se relata cómo la civilización maya -el llamado Gran Imperio- fue aniquilado como civilización milenaria. Se dice que cuentan con 7000 años de antiguedad y que sus conocimientos de astronomía, matemática y ciencia fueron impresionantes.
La película empieza con esta sentencia: "Las grandes civilizaciones no son sometidas desde fuera hasta que son destruidas desde dentro". Sin embargo, pese al gran menoscabo y la destrucción de la práctica totalidad de cuanto representó, como Gran Imperio, la realidad es que, aun hoy día perviven más de dos millones de mayas en la misma zona manteniendo intactas sus lenguas -más de treinta con el mismo origen- y su cultura.
Cientos de tribus indígenas siguen existiendo en todos los lugares donde los españoles realizaron la Conquista y evangelización de aquellos pueblos. Por contra, España es la única nación "civilizada" que posee una nefasta "Leyenda Negra", impulsada por el fraile traidor fray Bartolomé de las Casas, que gozaba de exclavos negros.
Resulta paradojico que donde penetraron el resto de las naciones europeas -irlandeses, británicos, franceses- no exista ni un solo indígena que reivindicar la memoria de los suyos y que, pese a haber sufrido uno de los mayores holocaustos de la Historia de la Humanidad éstos son, precisamente, los que cargan con la responsabilidad del exterminio o del rapado de cabelleras a los colonos europeos.
La verdad es que los indios aprendieron esas brutales prácticas de los pueblos invasores que, para cobrar la recompensa por cabeza de indio muerto, debían acreditarlo llevando la cabellera de cada una de las presas realizadas. Al no haber dejado ni uno vivo no sufren leyenda negra de ningún tipo.
España vive ahora su propio apocalipto. Gentes que hablan la misma lengua, del mismo origen, se debaten en luchas fratricidas debilitando su cultura, su integridad y sus raíces. Ello posibilita la invasión y sometimiento extranjero con la absoluta facilidad que contemplamos hoy día.
Quizá algun día los españoles recobremos la conciencia de nuestra Patria en peligro de extinción y como aquellos pueblos volvamos a reivindicar lo nuestro y a defender, mirando al futuro, la otrora Historia gloriosa e ingente de nuestros antepasados. Así sea.

8.6.07

De Juana vuelve a la cárcel

¡Vaya, vaya!. Así que la liberación del asesino en serie De Juana Chaos era un imperativo del Estado de Derecho y no una cesión ante la "negociación". Los sobreseimientos permanentes en las causas del otro sicario, Otegi, eran fruto del normal funcionamiento de la Justicia. Igual que la ausencia de pronunciamientos sobre las numerosas causa que tienes pendientes. Sin embargo ha bastado que ETA -que sigue siendo quién marca las pautas en España- hable de abandonar una "tregua" que no ha existido nunca para que el Gobierno, como una novia despechada y bien corneada, decida entalegarles a los dos. Bueno, y los jueces en el caso de Otegi, que son independientes...¡Ja!.
Con estas decisiones en cadena se pone claramente de manifiesto lo que muchos sabemos desde el principio: Tanto la liberación de De Juana como el no encarcelamiento de Otegi FORMABAN PARTE DE LOS RASTREROS ACUERDOS DEL GOBIERNO CON SUS AMOS DE ETA.
Y como ya no les quieren , pues eso, rompemos la baraja.
De Juana, te lo dije, estás más seguro en la cárcel. Ten cuidado no sea que algún negro senegalés te haga saltar en pedazos los puntos recientes que te dieron para curarte las almorranas. Aunque ya sé que la cabra tira al monte, no seas viciosa. Y sigue con tu dieta de membrillo. Ahora son tus lágrimas las que son nuestras carcajadas. Nos vemos.

5.6.07

Para que sigáis claudicando

Asistimos estos días al más esperpéntico de los bochornos: Tanta cesión ante los etarras; tanta libertad para la rata De Juana; tanto hablar de "negociación", de "tregua" y de libertad de expresión para ANV, aunque sigan matando; aunque vuelen medio aeropuerto de Barajas; aunque sigan extorsionando a empresarios y curas vascos; aunque sigan rearmándose; fabricando zulos, robando pistolas y grabando en vídeo la forma de fabricar explosivos y de descerrajar dos tiros en la nuca a un secuestrado mientras se invita a los borrokas a participar en la masacre, que al final, ahí lo tenéis, que si no quieres caldo ... ¡toma dos tazas!.


Ahora ETA anuncia que va a seguir haciendo lo que nunca ha dejado de hacer: Matar. ETA sigue dando el mismo mensaje de siempre: Quiere Vencer. Y tiene el descaro de mantener impertérritos que ni pulsera para De Juana, ni seguir en el Hospital, ni abandona petición alguna, ni le bastan los sobreseimientos de Otegi, ni haber recuperado buena parte de los apoyos institucionales y el poder político perdido tras su ilegalización como partido.


Ahora vas y lo cascas, Zapatero. Ahora, como siempre que se ha "negociado" con ETA, con Aznar, con Suárez o con Felipe González, ETA, crecida y rearmada, vuelve a la carga. En vuestras conciencias llevaréis el próximo asesinato.


Yo mientras preparando ... la conquista del Estado. Arrieros somos.

4.6.07

El Fascismo como actitud

Leo, porque me lo envían y, bien lo sabe Dios, sólo por eso, un artículo de un anónimo grupúsculo de puristas que se autodenominan Jarabe auténtico. Jarabe, sí, mas jarabe "de palo", esto es, de jujana, o de pastel.


En él se refieren a alguien a quien critican por definirse como fascista y al que escuchan -dicen ellos- "los que se disfrazan con camisas azules". Como conozco bien el panorama me doy por aludido pues no conozco a otro que, definiéndose fascista, sea escuchado por falangistas, aunque por supuesto "no tan puros" como estos valientes anónimos del jarabe "de palo", sin embargo dan la cara en las calles mientras estos jarabistas hacen la revolucion -de forma anónima- desde su teclado del ordenador en el salón de casa.


Niegan, en su alarde de más falangistas y puros que ninguno, la vinculación de José Antonio con el fascismo y como muestra traen unas líneas de escritos suyos criticando el corporativismo de la doctrina italiana. Y, en realidad, hay varias formas de contestar a estos listillos, de palo, claro. Una es explicándoles que el fascismo después de los años veinte -y treinta- en que se fundara, trascendió fronteras para convertirse en una conducta, en una actitud ante la vida y, sobre todo, ante la Patria, la de cada uno, en la que, amén de encontrarse a sí misma, se busca la exaltación de la identidad nacional, de su fortaleza, unidad e independencia pero, también, la Justicia Social profunda y la preocupación por las justas reivindicaciones del pueblo trabajador, armonizado por la búsqueda del Bien Común por encima del beneficio individual.


Y dos, demostrando que ni José Antonio ha sido un dios ni mantuvo permanentemente los mismos puntos de vista sino que fue evolucionando y modificándolos en el transcurso del tiempo. No obstante, es interesante señalar que "Fascismo" cuando existía el régimen de Mussolini no significa lo mismo que desaparecido éste y convertido en esa actitud, con rasgos diferenciadores propios en cada nación, pero con características comunes como las que he definido en el párrafo anterior.


A mayor abundamiento quizá convenga recordar a estos puristas -siempre tan preocupados del nivel del falangistómetro desde su anonimato combativo- que el MES de Jose Antonio terminaba con un FE que quería decir, precisamente, FASCISMO ESPAÑOL. El primer boletín que unió a Ramiro Ledesma y José Antonio se llamó El Fascio y abundan los escritos de éste loando a Mussolini y refiriéndose al Estado Fascista como el auténtico estado de los trabajadores (con las diferencias que correspondan de carácter ideológico ya que no hablamos de una misma doctrina sino actitud política).


Pero no sólo él: También Ramiro en ¿Fascismo en España? escribe "Es evidente que una pesquisa del fascismo, un examen de éste, no ya como régimen concreto de un país determinado sino como concepto mundial operante, es una empresa lícita y posible. Podemos, en efecto, poner en fila una serie de características, de perfiles, de propósitos y de sueños que nos entrega, con claridad perfecta, la figura exacta del fascismo, como fenómeno mundial. En el sentido de ese concepto, y sólo en él, cabe hablar de fascismo fuera de Italia, es decir, adquiere esa palabra capacidad universalista".


En el mismo sentido léase -sí, ilustre auténticos, leed hombre y, sobre todo, pensad, que falta os hace ya que José Antonio no escribió El libro gordo de Petete, con soluciones para todo- a Giménez Caballero o, ya en la actualidad, a Jerez Riesco, autor y conocedor del nacionalsindicalismo como nadie.


Bien es verdad que hoy día fascista quiere decir para la ciudadanía mundial todo lo que de aberrante y nefasto puede representar un Sistema o un individuo pero es que uno no le concede a tal concepto el mismo sentido que durante el franquismo al término de rojo del que, por cierto, alardean todas las izquierdas incluso en la actualidad.


Cuando todo el mundo reniega del fascismo, incluso los fascistas italianos o los patriotas revolucionarios de todo el orbe basta para que yo, atribuyéndole el sentido que expongo, reivindique el termino con todo su peso específico y rotundo.


Así que, lo dicho, FASCISTA, EN GENERAL, Y NACIONAL SINDICALISTA, EN PARTICULAR, en ello residen, precisamente, los rasgos diferenciadores del Fascismo Español que yo, ahora y aquí, nuevamente reivindico.

DIARIO DE NAVARRA. CARTAS AL DIRECTOR (por Domingo Urtasun, párroco de Mendavia 23/05/2007)

A quien concierna
He recibido una carta sin remite y sin firma, a la que contesto públicamente, con la esperanza de que sea leída por los interesados.
Mi primera impresión fue de sorpresa. Pero después de releerla detenidamente no dudé en pensar que lo que tenía en mis manos era un panfleto del más rancio corte estalinista. Esto se desprende ya desde el primer párrafo que dice literalmente: «Nos dirigimos a Vd. porque venimos constatando su inhibición y escaso interés en la defensa de la IglesiaVasca».
¿Desde cuándo existe la «iglesia vasca»? ¿Quién es el fundador de tal iglesia? ¿Quienes son sus autoridades? ¿En qué lugar de Euskal Herría residen?... No alarguemos inútilmente este interrogatorio. Yo he sido bautizado en la Iglesia Católica, que tiene su origen y fundamento en Jesucristo. Mi Obispo y el Papa son mis autoridades. Y todos mis esfuerzos están orientados en esa dirección. Por otra parte, ¿quienes son Uds. para pretender «obligarme a trabajar más activamente por una Euskal Herría libre, soberana e independiente», como afirman en su carta? .
Desde mi infancia aprendí que mi patria es España. En ella he crecido, en ella vivo y en ella espero morir, si Dios quiere. No estoy, en absoluto, por la labor de establecer nuevas fronteras, sino más bien por derribar muros y mugas que nos separen. Tienen la desfachatez de señalarme algunas tareas, como por ejemplo: «poner nombres vascos a los que se bautizan». Señores míos, ¿de verdad que hablan en serio? ¿Estarían dispuestos a aceptar que el cura pusiera los nombres a sus hijos? No me lo puedo creer.
Para darle consistencia a tan absurda proposición citan «el comportamiento ejemplar de muchos curas patriotas». Yo pensaba que este lenguaje obsoleto y arcaico, y este afán por promover «iglesias patriotas», sólo se daba en la extinta Unión Soviética y en los países de su órbita comunista, sin excluir la China de Mao Tse-Tung. Esto me suena a manual de Marxismo-Leninismo para principiantes.
Finalmente, su atrevimiento llega hasta «pedirme, también, el voto paraH.B. ¡Qué más da cómo nos llamen los fascistas…!» Pues va a ser que no. Sería lo último que se me pudiera ocurrir. ¿Cómo voy a votar por quienes no son capaces de condenar la violencia que asesina indiscriminadamente, y no sienten ningún escrúpulo al profanar los humildes monumentos que el pueblo erige en recuerdo de las víctimas del terrorismo, como acaba desuceder en Berriozar con el monumento a Francisco Casanova, a quien me correspondió enterrar. Es como volver a asesinarlo de nuevo.
De verdad que no me resulta ilusionante colaborar con sujetos de semejante catadura moral.

3.6.07

FIRMA DE EJEMPLARES EN LA FERIA DEL LIBRO de MADRID


Este próximo Domingo, día 3 de Junio, entre las 12,00 y las 14,00 horas, en la caseta de la Librería Salamanca -número 247-, estaré firmando ejemplares de la Cuarta Edición de mi autobiografía política, Ynestrillas. Crónica de un Hombre Libre, recién publicada, con Prólogo de Ramón Tejero. Os espero a cuantos queráis saludarme.

2.6.07

Quintero, "El loco de la colina", en la Feria del Libro

Mañana domingo, coincidiremos en la Feria del Libro, cada uno en su correspondiente caseta librera, Jesús Quintero y yo. Qué tiempos aquéllos en los que parecía que "El loco de la colina" era un periodista independiente que, al margen de ensimismamientos, hacía su libre y santa voluntad, ejercía la libertad de expresión y actuaba por el mundo sin hipotecas, sin compromisos para su reputación, y con la satisfacción del deber cumplido.
Muchos recordarán cómo cuando recuperó su programa en TVE1, "El loco de la Colina", me llamó a su Sevilla del alma donde procedió a realizarme una entrevista de más de dos horas de duración. Se comprometió a emitirla en la segunda o tercera semana del programa pero ... de ella nunca más se supo.
Tras varias otras entrevistas, realizadas al loco, éste no se cansaba de afirmar que a él "nadie le decía lo que tenía que emitir y lo que no, que menudo era él, y que lo haría en el momento oportuno". ¡JA!. Luego vino su pérdida de audiencia y su traslado horario, de prime time a las tantas de la madrugada, supongo que después de comprobar que prime time no significaba, en su caso, primera hora sino primer timo.
Por último volvió a recuperar una mejor situación, y TVE1 se la volvió a jugar con la entrevista a José María García. Y ya Quintero no aguanto más y se soltó la melena reconociendo que la gran culpable de la censura atroz y aberrante era TVE1 y que, incluso la mía, fue censurada por órdenes del gobierno que indicó que era perjudicial para el "proceso de negociación" con ETA. ¡Acabáramos!.
En cualquier caso se oye, se dice, se comenta, que el loco va a pillar otro espacio en breve, aunque se desconoce la cadena y que, en él, se desquitará emitiendo los trozos censurados de la entrevista a García y la mía, CENSURADA ÍNTEGRAMENTE.
Si su palabra de entonces tiene el mismo valor que la de ahora, vamos dados. Y no sólo yo, no, sino los miles de interesados por esa entrevista que, quizá mañana, en la Feria del Libro, decidan pedirle explicaciones ante tamaña bajada de pantalones, falta de profesionalidad y cobardía flagrantes. Ya veremos.