16.5.07

Ynestrillas DETESTA AL PP; rechaza el liberalismo y aborrece de la derecha y de sus extremos

A ver si nos enteramos de una vez. Que yo creo que, a estas alturas de curso, tras treinta años de lucha política, mis posicionamientos están más que claros. Quien diga ignorarlos o es tonto de la baba o se lo hace.
Estos días de atrás, en relación al voto para ANV que ha pedido BatasunaEta -y puesto que esto ha servido como un argumento más para pedir la ilegalización del partido etarra que concurre a estas elecciones con la mitad de sus candidaturas-, Valentín Solagaistúa, ex diriginte de ANV y actual candidato del PSE en las municipales dice que, el Gobierno no puede pedir la ilegalización de ANV por ese apoyo Batasuno pues también "Ynestrillas apoya al PP y no por eso se pide su ilegalización". Pero Valentín, ¿estás tonta o qué?.
Me parece perfecto que pretendas sacar la cara por los enemigos de España, pues tú mismo, Valentín, majete, fuiste -y eres, eeeres, que a mí no me engañas, Valentín- uno de ellos. Comprensible que cargues contra el PP, se lo merece por embustero. Me parece menos bien que, en aras de justificar lo injustificable, utilices mi nombre. Horrendo me parece que trates de manipular a los ciudadanos haciéndoles creer que mi pensamiento se parece lo más mínimo a lo que defiende el PP. Te diré más, Valentín, tontín, si yo supiera que por pedir el voto para el PP ilegalizarían este partido dirigido por trepas y por traidores, te aseguro que empezaba a pedirlo ahora mismo. Fíjate lo bien que me caen los dirigentes del PP. Sobre todo desde que Aznarín, como tú, tontín, asumió estar negociando con el "Movimiento Vasco... (balbuceo) de Liberación".
Pero la cosa parte de su propia raiz. Mi posicionamiento político no está oculto -como el tuyo, traidorzuelo- sino que me defino como FASCISTA, en general, y NACIONALSINDICALISTA, en particular. Fascista, sí, Valentín, así que no te confundas, bobo.
Mi rechazo del PP es palmario desde sus propios cimientos. Me explicaré:
No creo en la partitocracia. No creo en el liberalismo. Y no creo en la derecha. Y en la de ahora, menos que en ninguna.
Desde su existencia la derecha desoye las justas exigencias del pueblo trabajador y tiende al individualismo, esto es, al beneficio individual, por encima del Bien Común. Y yo al contrario, que soy fascista, a ver si te enteras.
Mas al menos aquélla derecha tenía un concepto de la Patria y de las señas identitarias de la nación. Esto era hasta los años treinta.
Pero si ese concepto de la Patria para mí no era bastante porque a menudo se convertía en la justificación para explotar al pueblo trabajador, excuso decirte desde que ni siquiera tiene esa inclinación patriótica: Es rechazable por injusta en las cuestiones sociales y por traidora en las cuestiones nacionales. ESTO ES LO QUE PIENSO DE LA DERECHA; MÁS DE LA LIBERAL; PEOR SI SE ES EXTREMO EN ESOS POSTULADOS -extrema derecha, vamos-.
Estoy pensando, Valentín, en enviarte un ejemplar de mi autobiografía política. En ella asumo -y fíjate que te hablo del año 83- una bomba colocada en la sede del PP de la calle Génova. Vete a la Hemeroteca, que verás como está. La colocamos en el seno de una campaña realizada por la Legión de San Miguel Arcángel que fundara tras desaparecer Fuerza Nueva. A ver si te enteras, Valentín, no seas memo.
Y por cierto, Batasuna es ilegal, yo no, Valentín, que no te enteras.