9.5.07

La indescriptible corrupción de un ¿JUEZ?

Conocí personalmente al "Juez" Garzón con ocasión de la instrucción del llamado Caso Muguruza, allá por el año1990. Tuve la oportunidad de hallarme cara a cara con uno de los jueces que mayor cara ha demostrado durante las últimas décadas en la judicatura española. Su corrupción ya entonces apuntaba maneras y no se detenía ante ningún obstáculo, por mucho que el no hacerlo viciara -o mejor, pudriera- cualquier código deontológico y moral que se precie.
En el curso de la mencionada instrucción, cuando procedía a tomarme la que sería mi primera declaración ante él, tuvo la desfachatez de fingir que me leía -improvisándolas en realidad- un pedazo de cada una de las declaraciones de los aproximadamente 15 imputados.
Según su "interpretación" -y me refiero al arte de interpretar- todos ellos me acusaban de saberme autor de las más de 10 acciones contra intereses de sus amigos etarras -esos cuyas listas con el nombre de ANV tampoco le han parecido a Garzón que tuviesen nada que ver con ETA- en Vascongadas, y de la propia ejecución de Muguruza. Tiempo después supe que GARZÓN SE INVENTÓ ESE TROZO DE CADA DECLARACIÓN. Impropio de cualquier juez que como tal se tenga. Ilegal y arbitrario, amén de corrupto y sectario.
Esa es la forma de proceder del juez estrella que, cuando vio frustradas sus expectativas de poseer la cartera de Interior con el PSOE -en cuyas listas electorales ocupó el número dos al Congreso-, arremetió contra sus ex amigos socialistas en un ataque de furia ensoberbecida. Lo inaudito es que, tras mostrar su parcialidad al meterse en política, se le haya permitido volver a ejercer la magistratura como si tal cosa, habiendo quedado más que viciada su supuesta "imparcialidad" como juez. Máxime cuando desde la Audiencia Nacional sus funciones debe realizarlas sobre quienes, de una forma u otra, casi siempre tienen tintes políticos.
Para no extenderme más, reproduzco aquí debajo unas informaciones que, sobre el personaje de marras, están más que contrastadas. No hablaré, por no estarlo, de sospechosos devaneos con efebos y de su presunta preferencia por la coca recién importada y decomisada en el curso de investigaciones por narcotráfico, claro está, gratis total. Pasen y lean:
"Garzón: Cosas que se saben pero no se cuentan

Indymedia-EH
Información sobre Garzón de interés para la opinión pública pero ocultada por el estado español y su aparato mediático-propagandístico. ¿Son éste y otros los que hablan de llevar la luz de España a las tinieblas de Euskalherria?
1.- Después del atentado que costó la vida a Carmen Tagle, fueron al Ministerio de Interior Garzón, Fungairiño, Gordillo y otros, pidiéndole protección si se quería seguir contando con ellos. Se les proporcionó escolta y coches blindados, (estos últimos, a medida que los fabricantes los servían). Pero, a partir de ahí, solicitaron también que se les blindasen y protegiesen elementos de sus casas particulares, a lo que igualmente se accedió. El Ministerio de Interior envió un funcionario de su confianza y, en particular, Garzón pidió que, "ya que se estaba en ello, se le cubriese también una terracita que tenía en su chalet, así como que se le hicieran determinadas reparaciones en la cocina de la casa", a lo cual también se accedió.
2.- Además, después, como quiera que todos ellos impartían clases por las tardes para preparar alumnos en las oposiciones de judicatura, como quiera que ello comportaba mucho gasto de escoltas y otros servicios y, por otra parte, trastocaba la disponibilidad de personal, se llegó a un acuerdo con ellos para que, a cambio de percibir con cargo a los fondos reservados 500.000 ptas mensuales, renunciasen a tales clases.
3.- También le pidieron una cantidad complementaria mensual al Ministerio de Interior para atender los gastos menores que se originaban por desplazamientos de escoltas, comida de éstos, etc.,etc. Los cuatro millones en que consistió aquella cantidad mensual eran remitidos por el Ministerio de Interior a la Audiencia y, por decisión específica de quien era entonces Presidente de la misma, (Fernando Pérez Laje, el cual fue después objeto de un atentado de ETA mediante carta-bomba que le ocasionó la pérdida de una mano), era siempre recibida y administrada por Garzón, hasta que llegó a la Presidencia de la Audiencia Rafael de Mendizabal, el cual revocó esa condición de Administrador de Garzón y la reclamó para sí, (aunque, en verdad, la administradora fue su mujer, Paloma).
Garzón estuvo en tal situación de administrador "especial" por espacio de unos dos años y medio.
4.- El Comisario Jefe Central, en determinada ocasión, allá por los días siguientes a la toma de posesión de Garzón en su destino en la Audiencia Nacional, vino a visitar a sus jefes en el Ministerio de Interior y le comentó que había un Juez nuevo en la Audiencia que se prestaría a todo lo que hiciera falta con tal de salir en los medios de comunicación; de manera que, a partir de entonces, el Ministerio de Interior, cada vez que se necesitaba la intervención de la policía o de la Guardia Civil en un asunto para el que se requería alguna actuación especial que consistiera en algo que pudiera bordear las leyes o los procedimientos, acudió siempre a Garzón para que éste lo hiciera y, a cambio, sólo tenían que dejarle "salir en la foto".
Hasta tal punto eso fue así, que determinadas personas conservan órdenes judiciales firmadas en blanco por Garzón y listas para que la policía las tuviera dispuestas para registros e intervenciones telefónicas.
5.- También era práctica habitual (y, según fuentes bien informadas, lo sigue siendo en la actualidad), que los informes de la policía sirvan de base sobre la que, de forma prácticamente mimética, fundamenta Garzón todos sus autos y resoluciones.
6.- Con ocasión del "salto de Garzón a la política", cuando decidió ir como nº 2 por Madrid en la Candidatura del PSOE, José Bono, (que había sido el que había propiciado todo aquello y las consiguientes conversaciones de Felipe González con Garzón), le indicó que en el mundo político suele mirarse a toda la gente con lupa y que, por tanto, si tenía alguna cuestioncilla que pudiera ser usada en su contra por alguien, lo debía comentar y, en su caso, arreglarla. Garzón contestó que no tenía nada; si bien, en todo caso, como mucho, algo relativo a cantidades percibidas por impartición de clases y conferencias y no declaradas.
Bono, creyendo que no ascendía la cifra a mucho, le indicó que, si era pequeña, no había demasiado problema, a lo cual Garzón repuso que se trataba de unos doce millones, ante lo cual, Bono, teniendo en cuenta que el delito fiscal estaba en aquella época en la cantidad de 5.000.001 ptas, le recomendó realizar una declaración complementaria para regularizar su situación cosa que Garzón hizo por aquellas fechas de la primavera de 1993.
7.- Igualmente, Garzón pidió tener oficina electoral propia, cosa que le concedieron, siendo los gastos sufragados con cargo a fondos reservados enviados por Narcis Serra. Con cargo a los mismos fondos cobraron 750.000 ptas mensuales él y Pérez Mariño como sueldo durante el tiempo que medió entre el momento de su inicio en la excedencia forzosa y el de empezar a percibir la remuneración de alto cargo y diputado.
8.- Existen pruebas también de que, prevaliéndose de su condición, Garzón ha efectuado distintos gastos no satisfechos por él con ocasión de un viaje suyo y de su familia a Santo Domingo.
9.- Al parecer, según comentarios de fuentes bien informadas, determinados altos cargos de la Policía, conscientes de que Garzón no tiene escrúpulos a la hora de imputar cualquier cosa a quien se ponga por delante, le hicieron una grabación secreta en el Hotel Euro-Building de Madrid acerca de una "llamativa juerga sexual de D. Baltasar" de la que resultó un video que tienen algunos interesados. Dicha juerga pudo haber sido con la diputada del PP por Palencia, madre de la chica que va a ser (según parece la madre de la joven actual pareja de Fernández Tapia) con la que, según me comentó luego J, ha mantenido un largo romance; o, quizá, también puede referirse la grabación a su propia Secretaria, Natalia Reus, con la que también, según fuentes bien informadas, ha mantenido un idilio por espacio de bastantes años y a la que no le ha sido fácil hasta ahora acceder al 4º turno por el simple hecho de haber sido Secretaria de Garzón, aun cuando ahora esté trasladada a un Juzgado o Sala de lo Contencioso en Madrid.
Fernández Tapia está financiando la campaña de Garzón al Nobel con 700.000 euros, eso sí: previamente Garzón le ha dado un trato de favor a su hermano Francisco Fernández Tapia, procesado en un caso de narcotráfico por tenencia y comercialización de 100 kg. de cocaína, sumario que ha instruido Garzón."